“No book worth its salt is meant to put you to sleep, it's meant to make you jump out of your bed in your underwear and run and beat the author's brains out.” ― Bohumil Hrabal

jueves, 18 de agosto de 2016

La certeza de las dudas

El mundo incierto de Vikram Lall
M.G. Vassanji
Salamandra 2006

Me llamo Vikram Lall. Tengo el honor de estar considerado uno de los hombres más corruptos de África, un estafador de astucia monstruosa y rastrera. Se me ha atribuido la sustracción en los últimos años de una gran parte del tesoro de mi atribulado país, del que encabezo la lista de indeseables. En realidad, éstas y otras descripciones halagan mi inteligencia, por no decir mi sensibilidad moral. Pero no pretendo defenderme, ni siquiera buscar redención mediante la confesión; sólo deseo contar mi historia. (…) Hasta a mí me sorprende haber llegado a hacer la carrera que hice y haber conseguido estas distinciones. Pero me tocó vivir en una época excepcional de la que nadie sale indemne.

Con estas palabras Vikram Lall, un keniata de ascendencia hindú, empieza a contarnos su historia. Lleva varios años exiliado en Canadá, en un chalet de diseño adquirido con el dinero que ganaba en cantidades ingentes gestionando las riquezas robadas a sus compatriotas por las llamadas élites del país. Pero ésto no es ni lo más importante ni tampoco lo más llamativo de la novela de M.G. Vassanji.
         La historia de Vikram es realmente fascinante. Empieza en los años 50 del siglo XX, cuando el Imperio Británico está desmoronándose poco a poco, aunque faltan todavía unos años para que Ghana, como la primera colonia británica en África, declare su independencia. Vikram es un niño de corta edad, hijo de un comerciante hindú en Nakuru, y lo que más le gusta hacer es jugar con su hermana Deepa y su mejor amigo Njoroge, nieto del jardinero kikuyu que trabaja en la urbanización. Con el tiempo empiezan a unirse a sus juegos Annie y Billie,  hijos de unos granjeros blancos, clientes de su padre.  Vik está enamorado de Annie y Njoroge  de Deepa, ignorando por completo las barreras culturales y raciales vigentes en la época. Todo esto ocurre mientras los Mau Mau, la guerrilla independentista, siembra terror matando familias enteras de granjeros británicos. Los cinco niños viven una infancia casi bucólica ajenos a lo que ocurre a su alrededor, incluso cuando la policía se lleva de vez en cuando a algún que otro sirviente africano, y a pesar de que el padre de Deepa y Vikram se vea obligado a tener una pistola y participar en las patrullas vecinales. Hasta que la violencia golpea tan cerca de su reducido universo que ya nada va a ser igual.
La familia se muda a Nairobi, pasan 10 años, Kenia se independiza y el temible jefe de los Mau Mau, Jomo Kenyatta, se convierte en el primer presidente del país. Vikram empieza a trabajar para el gobierno gracias a las influencias de Njoroge y, con el tiempo, se ve en el centro de una red de corruptelas y blanqueo de dinero. La historia de su relación con Kenyatta y de la creciente corrupción que mancilla el mito de la lucha por la independencia del país hace la lectura de la novela  incluso más absorbente que la parte dedicada a la infancia de los protagonistas, cosa que creía imposible. Al mismo tiempo, no podemos olvidar de que hemos sido invitados a ser testigos de la vida de una familia hindú tradicional, con toda la profusión de colores y olores que implica presenciar sus comidas y fiestas. Los saris, los salwaz kameez, las dupattas para ir al templo, los chapatis, el naan, el dhaal, los currys, los matrimonios concertados, las celebraciones del Diwali… El mundo incierto de Vikram Lall es una novela muy sensual que nos mete de lleno en el universo de los hindúes keniatas.
         Alternando dos planos temporales entre el pasado en Kenia y el presente en Canadá, M.G. Vassanji nos habla sobre todo, creo, de la identidad y la alienación - un fenómeno que fácilmente se puede extrapolar a las historias de todos los inmigrantes que no se sienten en casa en ninguna parte. En el caso de los Lall, la India ya no es su hogar porque su pueblo quedó del lado pakistaní al separarse los dos países, mientras que en Kenia nunca serán tratados como iguales, ni por los británicos en los tiempos coloniales ni por los kenianos después de la independencia. Y da igual que hablen suajili y kikuyu, que sean los que mejor formación tengan y estén dispuestos a integrarse en la sociedad siempre y cuando se les deje a ellos y a sus creencias en paz. Los prejuicios y el racismo gozan de buena salud aunque pueda sorprender que los profesen los que los padecieron en su día y quienes, de cara a la galería, se llenen la boca de frases grandilocuentes sobre la igualdad y la fraternidad entre los pueblos. 
El otro tema clave es la ya mencionada corrupción, así como sus consecuencias directas: la desigualdad y el desmoronamiento de la sociedad. El pesimismo impregna las páginas de la novela cuando resulta que Njoroge (…) empezaba a pensar que el movimiento de liberación y los Mau Mau habían sido traicionados, que Kenia se había convertido en un país donde vivían diez millonarios y diez millones de pobres (…) y que quienes habían colaborado con la policía colonial ocupaban ahora altos cargos y se habían quedado con las mejores tierras y las mejores oportunidades.
         Estamos ante una saga que,  lejos de caer en sentimentalismos,  conmueve al mismo tiempo que refleja las realidades históricas. La trama rebosa de la excitación típica para las épocas del cambio pero no elude los múltiples problemas que éstas conllevan. A través de las gráficas e intensas descripciones Vassanji yuxtapone la belleza de los paisajes y la vida en Kenia con la destrucción que traen la violencia y la corrupción. Las historias de amor, contadas de manera muy realista, y tratadas como uno de los elementos esenciales de la vida de cada uno, hacen que nos involucremos con los protagonistas aunque esto no quiera decir que  no critiquemos sus acciones o las decisiones que toman. Sin duda, El mundo incierto de Vikram Lall es una novela muy recomendable.





10 comentarios:

  1. No había oído hablar nunca de este libro y me gusta la ambientación donde se desarrolla de trama, así que me lo apunto. Besos

    ResponderEliminar
  2. Una novela realmente interesante.Da la casualidad que hace unos días un amigo me habló de ella,también le había gustado mucho.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Una novela realmente interesante.Da la casualidad que hace unos días un amigo me habló de ella,también le había gustado mucho.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Pues la verdad es que tiene una pinta estupenda la historia y no la conocía. Vaya trama! Me la llevo.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. No conocía el libro ni el autor, pero me has pillado totalmente con la completa y sugerente reseña que has hecho. Este pasa a encabezar la lista.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Ya hace mucho tiempo que no me paso por el continente africano. Lo mismo esta va a ser una buena oportunidad para volver. Me gustan lo que cuentas y el enfoque.
    Besod

    ResponderEliminar
  7. Una propuesta interesantísima, me la apunto para leerla en el futuro. Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. Parece una novela realmente exótica, aunque no se si es mucho de mi estilo, no he leído nada parecido. Las cosas que leo son cada vez más parecidas, debo de diversificarme. Ahora estoy leyendo una autobiografía de Oliver Sacks y la verdad es que me está gustando bastante. Se me acumulan tus reseñas sin leer después de las vacaciones, esta era la sexta y al final he pensado en leerla directamente y ponerme poco a poco al día. Ya veo que has leído bastante este verano. Yo también la verdad.

    ResponderEliminar
  9. No la conocía y me gustan las sagas familiares. Además que esté ambientada en África y trate tantos temas me atrae mucho. Así que me la llevo apuntada.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Hola Agnieszka veo que los libros olvidados te están permitiendo descubrir o redescubrir lecturas interesantes. No soy mucho de sagas familiares, pero lo que cuentas sobre los paisajes, la vida en Kenia si que me atrae. No conocía el libro ni al escritor, gracias por el descubrimiento y si tengo la oportunidad no me importaría leerlo. Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar