“No book worth its salt is meant to put you to sleep, it's meant to make you jump out of your bed in your underwear and run and beat the author's brains out.” ― Bohumil Hrabal

martes, 28 de junio de 2016

El género y el sexo

Middlesex
Jeffrey Eugenides
Anagrama 2008

            Calliope desciende de una familia griega, originaria de un pueblo cercano a Smyrna- hoy Izmir, Turquía. Sus abuelos llegaron a los EE.UU. huyendo de los pogromos turcos. Se asentaron en Detroit, en los años 20 del siglo pasado la capital mundial de la industria automovilística, luego conocida por los altísimos niveles de crimen y los guetos afroamericanos; hoy una ciudad en bancarrota. Calliope-Cal Stephanides nació y fue criado como una niña hasta que, durante su adolescencia, resultó que… era alguien más, que no era del todo una niña. Cal era hermafrodita como consecuencia de una mutación genética causada por la endogamia, y que sus abuelos llevaron consigo a América desde su aldea en Asia.
La novela de Eugenides se centra en dos temas. Por un lado, habla del largo y doloroso proceso que lleva al protagonista y narrador a la vez hacia el descubrimiento de su identidad. Su adolescencia, el periodo tan difícil en la vida de cada uno, se complica aún más cuando Calliope se percata de que es diferente a la mayoría de la gente. Las cuestiones del género, el sexo biológico y cultural, cualquier excepción a la norma (lo que signifique aquello) siguen despertando emociones poco saludables aunque mucho ha cambiado con el paso del tiempo. No obstante, por muy importante que pueda resultar el problema de la intolerancia para con el distinto, Middlesex pone énfasis sobre todo en cómo el hermafrodismo influye en la psique y la vida del protagonista.
Por el otro lado, la novela trata del proceso de la integración de los inmigrantes y los cambios sociales que tuvieron lugar en los EE.UU. en el siglo pasado. Sin embargo, Middlesex no deja de ser sobre todo una saga familiar que cuenta la historia de la familia de Cal. Todo empieza al principio del siglo XX en un pueblo griego donde el tiempo parece haberse parado, y donde los antepasados del protagonista crían gusanos de seda. Luego vienen las guerras griego-turcas, la inmigración forzosa para salvar la vida, los locos años veinte con el charleston y la prohibición, la Gran Depresión, varios intentos más o menos exitosos de prosperar en diferentes negocios, la revolución sexual, los hippies, la emancipación de la mujer. Eugenides hilvana la historia de las siguientes generaciones de la familia- y el fruto de un amor prohibido- ofreciéndonos una narración rica en detalles, extendida como un arco iris del Este al Oeste, que bulle con anhelos, emociones y pasiones. Uno de sus puntos centrales es el choque entre la tradición y la modernidad. No obstante, lo que hace que estemos delante de una novela excepcional son, sin duda, sus protagonistas- del tipo que yo llamo de pura sangre, expresivos y llenos de vida. El autor crea sus personajes de tal manera que incluso el más gris e insulso de ellos tiene el aura de extraordinario, cada uno parece ser único e irrepetible, y su vida merece una novela aparte.
Otro elemento destacable es el estilo de la novela de Jeffrey Eugenides. La palabra que, en mi opinión, mejor lo define es fenomenal. El autor norteamericano escribe de una manera sutil y llena de matices. Podemos saborear cada frase pero también simplemente dejarnos llevar por la historia, permitir que nos deslumbre y engulle enteros. Porque en Middlesex el qué es igual de importante que el cómo se cuenta la historia.
Una lectura imprescindible. Como todos los Pulitzer, ¿no?






12 comentarios:

  1. Ya lo tenía anotado de alguna otra reseña, pero me ha venido bien el refresco. Buena reseña.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Justo acabo de leer otra reseña y ha ido directamente a mí lista, ya sabes que las sagas familiares me encantan
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado tu reseña. Leí el libro hace unos meses después de tenerlo en el estante (casi librería ya) de pendientes durante unos ¿7 años? Ahora pienso que tenía que haberme puesto con él mucho antes. Me pareció fascinante cómo habla de la identidad en varios niveles y como a pesar de lo serio de los temas que trata, el humor y la ironía le dan al conjunto un contrapunto perfecto. De los mejores libros que he leído.

    ResponderEliminar
  4. Vengo de leer otra reseña y no lo conocía pero me lo apunto, me gusta lo que cuentas.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Había visto de pasada el título de este libro en la librería de segunda mano donde trabajo de voluntaria, no le había prestado mucha atención, pero sin duda tu reseña ha hecho que me pique la curiosidad por el hecho de que mezcla temas que me parecen interesantes, por un lado, el conflicto de identidad y por otro el tema de la inmigración y el choque de tradiciones. No sé si podré leerlo a corto plazo, pero queda anotado. Magnífica reseña. Un saludo desde el blog Acabo de Leer.

    ResponderEliminar
  6. Me gustó mucho Eugenides en Las vírgenes suicidas. Me aburrió soberanamente con La trama nupcial. Middlesex lo descarte porque un verano salió una foto de Leticiaortiz correspondientes con él en la mano, manías tontas que le dan a una. Lo que más me atrae es la historia en sí y lo que menos el tema hermafrodismo, no sé cómo estará tratado pero es que los temas médicos no me van nada. De todas formas siempre predomina un sexo y desde el punto de vista médico se trata por ahí. En fin, que me planteo su inclusión en mi lista.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Mira que valoro yo el cómo me cuentan una historia. Sin duda el contexto histórico-social del libro es tentador, pero lo que realmente me atrae de él es el tema del hermafroditismo y cómo lo vive el protagonista. Me lo apunto para más adelante.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. A mi también me gustó, sobre todo por como va hilando la historia, por como describe los primeros pasos y el desarrollo de Cal, por ese narrador tan peculiar a veces. Es un libro que también recomiendo mucho :)
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Lo tuve en mis manos hace unos años y preferí llevarme 'Las vírgenes suicidas', que aún espera. El tema suena interesante y pica mi curiosidad cómo lo enfrenta el autor. Apuntado queda.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Le tengo muchas ganas. Muchísimas. Y más tras tu reseña.
    Besotes.

    ResponderEliminar
  11. A mi me encantó esta novela. Muy recomendable desde luego.

    ResponderEliminar
  12. He leído Las vírgenes suicidas con el que no logré encontrarme a gusto en ningún momento y La trama nupcial que me gustó bastante, pero no sé si para adentrarme en Middlesex: me temo que mi ración de Eugenides está saciada.

    ResponderEliminar