“No book worth its salt is meant to put you to sleep, it's meant to make you jump out of your bed in your underwear and run and beat the author's brains out.” ― Bohumil Hrabal

viernes, 3 de junio de 2016

¡Qué se haga la magia!

La bruja de abril
Galaxia Gutenberg 2002

Es sin duda alguna una de las novelas más conmovedoras que he leído jamás. No se trata de una novela romántica ni policíaca a pesar de venir de la capital mundial del género. La bruja de abril cuenta varias historias entrelazadas, con el rechazo, la necesidad de aceptación, amor y, sobre todo, las trágicas consecuencias de una infancia infeliz como denominadores comunes. Es Literatura. Horrorosamente verdadera. Cada frase parece una espina que se te clava en el cuerpo, te hace sufrir de tal manera que quieres dejar de leer para dejar de sentir el dolor que aflige y atormenta a los protagonistas- todo es demasiado palpable y auténtico. Y sin embargo abandonar a La bruja de abril resulta ser una tarea imposible; no puedes escapar su peculiar encanto y tienes que seguir leyendo…
La bruja de abril es un ser capaz de entrar en el subconsciente de los demás y manejarlos a su antojo. Así es Desirée, la narradora y una de las principales protagonistas de la novela. Desirée nació con parálisis cerebral y epilepsia, lo cual en la Suecia de los años 50 significaba que sería separada de su madre e internada en un centro para minusválidos. Mientras tanto su madre, Ellen, convencida por los médicos de que su hija es una retrasada mental incapaz de sentir nada, acoge a tres niñas abandonadas o abusadas por sus progenitoras: Margareta, abandonada de recién nacida en una tintorería, Christina, a quien su propia madre intentó quemar, y Birgitta, hija de una alcohólica. Crea para ellas un hogar casi idílico y todo va bien hasta el momento cuando el pasado decide vengarse…  Años más tarde Desirée se entera por casualidad de quién era su madre y de que tiene 3 hermanastras que apenas mantienen contacto entre sí. Ninguna de las tres ha logrado superar los traumas del pasado. Conocemos a fondo sus estremecedoras historias, secretos y complejos. Desirée, quien, a pesar de todo, como la única de las hermanas acepta su destino, decide reunirlas y hacer que hablen, por mucho que les duela a ellas. Y a nosotros. Porque La bruja de abril es una novela que duele y su lectura requiere un poco de masoquismo.
Quizás por eso es también la única obra de Axelsson traducida hasta ahora al castellano. ¿O estarán los traductores del sueco demasiado ocupados con los Larssons, Lackberg, Marklund, Ohlsson &Co.? Majgull Axelsson es autora de varias novelas traducidas a muchos idiomas, novelas que tratan de temas difíciles como las relaciones entre padres e hijos, superación de traumas de la infancia, el mal y la injusticia; critica el mal funcionamiento del supuestamente ideal estado del bienestar sueco. Es una pena que no se conozca mejor en el mundo hispanohablante.  










23 comentarios:

  1. Ufffff, masoca no soy, pero no descarto darle una oportunidad a pesar de lo dura que debe ser. Gracias por mostrarme una novela desconocida, que se aleja de lo que vemos a diario por los blogs. Besos

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡LO TENGO!!! Y comprado hace tiempo, me ha sonado título y portada, he ido a la estantería de pendientes y ahí estaba, qué alegría. La lectura de tu reseña me ha provocado una gran curiosidad por su lectura aunque parece una novela dura. Ya la tengo a mano, quizás me anime a leerla tras la que estoy leyendo y que aprovecho para recomendarte: Los desposeídos, del húngaro Szilárd Borbély.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por la recomendación!
      besos

      Eliminar
  3. Nie znam jeszcze żadnej powieści Axelsson, ale widzę, że powinnam się tą autorką bliżej zainteresować. Na szczęście na polski przetłumaczono kilka jej powieści.

    ResponderEliminar
  4. UFff, demasiado duro para mí, aunque veo que la consideras una obra maestra. Quizás en otra época más placentera podría con el. Estoy leyendo la última de David Mitchell, a ver que tal, aunque el nunca decepciona.

    ResponderEliminar
  5. Qué duro... Pero me dejas con ganas de disfrutar de esta autora, aunque tenga que elegir bien el momento para esta lectura.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  6. Que dura tiene que ser esta lectura pero aún así, seleccionando el momento adecuado, sí que me gustaría leerla
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Parecen palabras mayores. Quizá en otro momento. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Sin duda es una novela interesante, no la descarto pero no creo que la lea a corto plazo. Un saludo!

    ResponderEliminar
  9. Me lo llevo apuntado que me parece muy interesante todo lo que cuentas. Un beso

    ResponderEliminar
  10. Gracias por tu reseña. Si tu dices que es Literatura -así, con mayúscula- es para considerarla. Saludos!

    ResponderEliminar
  11. No la conocía y creo que me puede gustar. Me la llvo.

    ResponderEliminar
  12. Tiene muy buena pinta. No la conocía y me lallevo.

    ResponderEliminar
  13. Bueno, bueno, cualquiera la deja pasar, me la llevo, claro que sí. Un besote!

    ResponderEliminar
  14. No me gusta cuando juntan tanta desgracia, una la puedo llevar y si tiene un poco de esperanza mejor, pero tantas así amontonadas y que ninguna de las chicas pudiera superar esa terrible infancia...me parece demasiado. Ando algo escasa de masoquismo.
    Y no creo que el problema sea que los traductores estén demasiado ocupados, más bien será cuestión de números, ya sabes cómo va esto.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esto es poco comparado con la última propuesta de Marcelo, jaja.
      besos

      Eliminar
  15. La verdad es que no la conocía pero me gustan las novelas que dejan huella en mí, sin duda esta parece serlo.

    Genial propuesta, besitos

    ResponderEliminar
  16. A pesar de su dureza me la llevo. Creo que me puede gustar.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Me gusta pasarme por aquí porque tienes la capacidad de salirte del catálogo habitual y enseñarme lecturas atractivas. Esta es un claro ejemplo, lo buscaré.
    Gracias por el descubrimiento
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Me llama la atención el hecho de ver en los últimos tiempos novelas nórdicas duras. Con la imagen idílica que todo el mundo nos vende de los nórdicos y su estado de bienestar, se me hace difícil casar este tipo de libros con esa supuestamente maravillosa sociedad. Tendré que investigar un poco. Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Axelsson precisamente es una de las autoras que denuncian la realidad idílica de su país, al igual que Herbjorg Wassmo en Noruega. Es una pena que no se publiquen en español.
      saludos

      Eliminar
  19. Parece una novela dura pero muy muy buena, así que me llevo la recomendación. Se nota que te ha calado y eso me gusta, a ver si me ocurre a mí lo mismo.

    Besooos!!

    ResponderEliminar
  20. Me hubiera gustado conseguir un ejemplar en estas tierras, pero de Axelsson nada. No obstante, lo apunto por si llega.
    Un beso, Agnieszka.

    ResponderEliminar