“No book worth its salt is meant to put you to sleep, it's meant to make you jump out of your bed in your underwear and run and beat the author's brains out.” ― Bohumil Hrabal

jueves, 16 de junio de 2016

Camino a casa

Homegoing 
Yaa Gyasi
Alfred A. Knopf 2016

         Me dice Don Google que los derechos de este libro fueron vendidos a un grupo editorial español por una cuantía de varios dígitos. ¿Merecidos? Mi respuesta va a ser corta: Sí.
         El siglo XVIII, Ghana, la costa oeste de África. Dos hermanastras que nunca se han conocido, hasta el último momento ni siquiera saben de su existencia. La mayor, Effia, se casa con el comandante británico de la fortaleza Cape Coast Castle, a pesar de las reticencias de su padre, y vive una vida de lujo y opulencia. La otra, Esi, llega allí en circunstancias dramáticas y pasa meses en los calabozos, en condiciones más que deplorables, antes de ser vendida como esclava que trabajará el resto de su vida recogiendo algodón en las plantaciones del sur de los EE.UU. Yaa Gyasi, la nueva estrella de la literatura norteamericana, nos cuenta la historia de Effia, Esi y 6 generaciones de sus descendientes en África y en América. Y nosotros, los lectores, la seguimos con los ojos como platos y el corazón encogido, envueltos en la magia de África y del gran talento de la autora.
         La acción de la novela se extiende a lo largo de casi 300 años. La colonización de África, la esclavitud de los africanos, su lucha por la libertad e igualdad de trato en los EE.UU, las tragedias familiares, envidias, momentos de felicidad y el amor- Homegoing explota con emociones como un volcán, nos deja sin aliento ni ganas de hacer otra cosa que no sea leer sus páginas.


Yaa Gyasi
         Lo que sin duda diferencia la novela de Yaa Gyasi es su forma. La autora ha decidido presentarnos la historia de las dos ramas de la misma familia por separado, aunque paralelamente y en orden cronológico. Cada capítulo está dedicado a uno de los descendientes de la siguiente generación y, por lo general, muestra sólo un momento determinado de su vida. El resto de la historia lo conocemos en los capítulos siguientes. Es una construcción muy bien pensada y trabajada al detalle, ya que parece que la información acerca del destino de cada uno de los protagonistas corre sin cesar como sangre por las venas del libro. Aunque también da la impresión de que la autora nos arranca a fuerza de su relato, como  fueron arrancados de su entorno natural los millones de africanos tratados como mercancía. Por otro lado, alternando los dos hilos de la trama, Gyasi consigue que suba la tensión y  que en ningún momento decaiga el interés del lector. Con cada capítulo, con cada página leída la historia parece volverse más y más elástica, pero de un sabor muy amargo al mismo tiempo. La África de Yaa Gyasi es un continente de extremos, la exótica tierra llena de belleza y de sufrimiento a la vez. Gracias a sus raíces africanas, la autora domina a la perfección la paleta de colores con los que dibuja cada elemento del paisaje y de la historia de Ghana. De esta manera nos trasladamos a la costa oeste de África para verla tal y como es. Y como fue cuando un pueblo asaltaba de noche a sus vecinos para venderlos luego a los europeos. No he leído mucho sobre este tema, pero debo admitir que, en mi caso, ésta es la primera novela donde la esclavitud no recibe un trato abiertamente maniqueo, con únicamente los blancos como la encarnación del mal, silenciando tanto el hecho de que fueran los mismos africanos quienes traficaban con los esclavos como los modos de hacerse con ellos. Por lo menos Raíces de Alex Haley no lo presenta de esta manera…


Cape Coast Castle

         Las vidas de los descendientes de las dos hermanastras no fueron fáciles. En la novela no faltan el sufrimiento, la maldad y escenas desgarradoras de una crueldad de la que sólo son capaces los seres humanos. Al mismo tiempo no se puede negar que la obra de Yaa Gyasi cautiva e hipnotiza a sus lectores, en mi opinión, gracias sobre todo a la manera novedosa de abordar el tema. Homegoing está llena de la magia de esos cuentos folclóricos de tradición oral, pasados de padres a hijos, gracias a los cuales los descendientes de Kunta Kinte encontraron sus Raíces. En el caso de la novela de Yaa Gyasi (quien afirma no haber leído el bestseller de Alex Haley), una parte de la familia vive la esclavitud, los préstamos de prisioneros a las minas en Alabama y la Gran Migración de los descendientes de los esclavos hacia el norte, se afinca en Harlem, sucumbe a la epidemia de la heroína… Del otro lado del Atlántico, la novela explora la poco cómoda verdad sobre la participación de las tribus Asante y Fante en el comercio de los esclavos. La autora habla en nombre de los que fueron silenciados por los engranajes de la historia, los devuelve a su lugar del que nunca deberían haber partido en contra de su voluntad. Como dice uno de los protagonistas africanos, profesor de historia, a sus alumnos:

We believe the one who has the power. He is the one who gets to write the story. So when you study history, you must always ask yourself: Whose story am I missing? Whose voice was suppressed so that his voice could come forth? Once you have figured that out, you must find that story too. From there, you begin to get a clearer, yet still imperfect, picture.


Ghana en el mapa

         Homegoing es una lectura maravillosa, un sabio relato sobre la determinación y la fuerza de la voluntad que nos pueden llevar a cruzar las fronteras que parecían infranqueables.  Es una de esas historias que se quedan con nosotros mucho tiempo después de terminar el libro y que nos permiten reflexionar acerca de la esencia de la humanidad.

Evil begets evil. It grows. It transmutes, so that sometimes you cannot see that the evil in the world began as the evil in your home.


26 comentarios:

  1. hola! es una lectura fuerte y atrapante, dando voz a todas las voces preteritas calladas... gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada. Esperemos que se publique pronto aquí.

      Eliminar
  2. Tak kusisz i zachęcasz, że chyba jutro wezmę się za tę książkę, która Polsce została wydana pt. "Droga do domu" :)

    ResponderEliminar
  3. A ver cuándo llega. La verdad es que no suelo leer mucho de esclavos porque me pasa como con el Holocausto judío, lo paso fatal imaginándome esas escenas. Me da la impresión por tus palabras, que esta novela no da mucha tregua y que conmociona. Es verdad que siempre nos cuentan la historia de los esclavos de la misma manera. A ver.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay algunas escenas crudas pero las descripciones de la vida en Ghana son tan plásticas que vale la pena leer la novela sólo para ellas.
      besos

      Eliminar
  4. Me he quedado con muchísimas ganas de leerla, tiene varios elementos que me atraen así que a ver si no tarda demasiado en llegar
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti seguro que te gusta. Es una saga familiar sui generis pero muy llamativa.
      besos

      Eliminar
  5. Pues ésta me la llevo anotada que es de las que disfrutaría seguro. Es más, espero leerla en cuanto me haga con ella. Me has convencido totalmente.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que la disfrutas. Es un pedazo de novela, jaja.
      besos

      Eliminar
  6. No sé si has leído Todo se desmorona de Chinua Achebe. En inglés Things fall apart. Clave para entender la perspectiva africana de la colonización del continente negro. Supone el inicio de la literatura africana escrita por africanos (en inglés). A mí estas novelas que cubren cientos de años y las sagas de las familias me desconciertan por su dispersión y tal vez por su previsibilidad. Tengo una vasta estantería de mi biblioteca con numerosos libros de autores africanos: muchos no niegan su grado de responsabilidad en los males de África. El maniqueísmo no ayuda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la recomendación. La verdad es que no he leído mucha literatura africana sobre la esclavitud y la colonización así que con mucho gusto buscaré el libro de Chinua Achebe. En el caso de la novela de Gyasi, estamos delante de una saga familiar sui generis. Tiene algunos elementos muy novelescos pero está muy lejos de ser previsible y sensiblera.
      En cuanto a la co-responsabilidad de los africanos, me parece que hay bastante victimismo por parte de algunos. No obstante, acabo de leer un libro de reportajes que analiza algunos de los males africanos (me deprimió mucho para decir la verdad) y, después de su lectura, creo que están metidos en un círculo vicioso de pobreza, corrupción y mal empleadas buenas intenciones de los que quieren ayudar. Muy triste.

      Eliminar
  7. Creo que será una lectura muy dura, pero me la llevo anotada, convencida quedo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos entonces que pronto aparezca en español.
      besos

      Eliminar
  8. He leído tu entrada. He abierto otra ventana en el navegador y he comprobado que puedo conseguir el libro. Ya está en la lista de pendientes (lista, por cierto, que no para de crecer).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las listas de lecturas pendientes son deprimentes. Se deberían vender libros con el tiempo para leerlos...
      Espero que disfrutes de la lectura.

      Eliminar
    2. Terminado. Lo he disfrutado muchísimo, porque verdaderamente engancha. Me ha gustado mucho la estructura, que creo que es fundamental para que la novela tenga ese ritmo y motive a seguir leyendo para ver cómo van evolucionando las historias. También me ha gustado la visión amplia, sin juzgar, que da la autora de la esclavitud, de ese negocio en el que participaron todos, a través de los personajes involucrados -cómo se sentían, cómo vivían su relación con ese fenómeno. Finalmente, me gustaría destacar el tema de la identidad, que creo es fundamental en el libro. En resumen, magnífica opera prima que estoy recomendando a todo el mundo.

      Eliminar
  9. Así es, la historia la cuentan siempre los vencidos, así que solo nos llega una visión parcial de la misma.
    Me llama la atención el libro no solo por el contexto que lleva detrás (y esa parte de folklore), sino también por la forma en la que comentas que está escrito. No lo conocía, así que gracias por la recomendación.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una novela muy bien escrita y bastante original. Espero que pronto aparezca también en español.
      besos

      Eliminar
  10. Me gusta todo lo que nos cuentas: las dos hermanastras que no se conocen y que viven vidas tan dispares; el tema de la esclavitud y el hecho de que nos hable de los descendientes de las dos hermanastras, tanto en África como en América. Me gusta la manera de narrar contando escenas de la vida de los distintos personajes.
    Sería la novela ideal para mí... si estuviera en castellano. Si se han vendido los derechos a un grupo editorial español, pronto lo estará, ¿no?.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debería estar pronto. Va a ser una de las novelas del año, ya verás.
      besos

      Eliminar
  11. ¡Hola!
    No pinta mal, así que lo tendré en cuenta para cuando lo encuentre en castellano.
    Magnífica reseña.
    ¡Nos leemos! :-)

    ResponderEliminar
  12. Pues yo tampoco he leído nada sobre este tema y la verdad es que me encantaría saber más, además me gusta que también que hable sobre sus costumbres de las que tampoco sé mucho.

    Genial propuesta, besitos

    ResponderEliminar
  13. otro que me llevo apuntado!!! gracias por enseñarlo
    besitos

    ResponderEliminar