“No book worth its salt is meant to put you to sleep, it's meant to make you jump out of your bed in your underwear and run and beat the author's brains out.” ― Bohumil Hrabal

viernes, 12 de febrero de 2016

Las lágrimas de las cosas


La liebre con ojos de ámbar

Acantilado 2012






Comprendo cuánto me intriga cómo ha sobrevivido este encantador objeto duro y terso. Tengo que encontrar un modo de devanar la historia. Poseer este netsuke- haberlos heredado todos- significa que me han hecho responsable de él y de aquellos a quienes perteneció. (…) Y no estoy autorizado a practicar la nostalgia por tanta riqueza y glamour perdidos en un siglo. Quiero saber qué relación hay entre el objeto de madera que ahora hago rodar entre los dedos- duro, delicado y japonés- y los sitios en donde ha estado.

En la introducción al libro Edmund de Waal afirma que no era su objetivo escribir una saga familiar. Sin embargo, La liebre con ojos de ámbar es precisamente eso- la saga de los Ephrussi. El autor investiga la historia de su familia, busca entre los documentos que componen el archivo familiar y los restos del patrimonio intentando reavivar el recuerdo de sus antepasados. Al mismo tiempo crea un fascinante retrato del fondo histórico de sus vidas: la segunda mitad del siglo XIX en París, la primera del siglo XX en Viena, el período después de la IIGM en Japón… Junto con el autor viajamos por el mundo a todos los lugares importantes para la historia de su familia, desde Odesa hasta Tokio.

Mammoth ivory Chinese Zodiac carvings -- rat, horse, dog, chicken, snake, ox, dragon, lion, hare, goat, pig, monkey.:
netsuke
https://es.pinterest.com/pin/263179171944635499/

La titular liebre con ojos de ámbar es un netsuke- una escultura en miniatura japonesa, hecha de madera de boj o marfil- y pertenece a la colección de 264 piezas que en los años setenta del siglo XIX compró Charles Ephrussi,  un tío bisabuelo del autor. Esos objetos tan exóticos, venidos de otra cultura y llenos de secretos, se convertirían  en el símbolo de la fortuna y la caída de la familia, ya que son lo único que queda después de la IGM, la Revolución Bolchevique y el Anschluss. Las numerosas mansiones, fincas, muebles, joyas y la imponente biblioteca de Viktor Ephrussi fueron robados por los compatriotas austriacos de la familia en 1938 (lo políticamente correcto sería decir expropiados por los nazis, pero yo estoy en mi casa y llamo las cosas por su nombre; además nunca ha  existido el planeta nazi, que yo sepa).

Otra vez la guerra- esa señora vengativa, que, lívida de envidia, iguala a todos en miseria, humillación, sufrimiento y crueldad.

Los Ephrussi no nacieron aristócratas aunque con el paso del tiempo llegaron a ostentar el título de barón. Se trata de una familia judía de Odesa (hoy en Ucrania) que amasó una enorme fortuna en el comercio de los cereales. Totalmente asimilados, cultos y políglotas, residían en París y en Viena.  Charles Ephrussi, el primer dueño de la colección de los netsuke, era un archiconocido coleccionista e historiador del arte, amigo de Proust y Renoir. Es el hombre con sombrero de copa en El almuerzo de los remeros del pintor francés, y Swann en En busca del tiempo perdido. Compró los netsuke cuando el arte japonés estaba muy de moda y los expuso en una vitrina de su salón. Años más tarde los regaló a su sobrino Viktor de Viena. La vuelta al mundo de la colección terminó después de casi 100 años con su regreso a Japón en la maleta de Iggie Ephrussi, tío del autor.

Resultado de imagen de el almuerzo de los remeros

Edmund de Waal es ceramista y su pasión por el arte empapa las páginas del libro. La parte parisina de La liebre con ojos de ámbar deleitará a todos los amantes de la historia del arte con sus descripciones de las obras en posesión de los diferentes miembros de la familia o la actividad de Charles como crítico y editor de la Gazette des Beaux-Arts. Los que prefieren leer historias más que admirar las obras de arte deben esperar hasta la parte vienesa. Cuando sube el dramatismo histórico con la caída del K.K. Imperio, crece el antisemitismo y llega el Anschluss, resulta imposible interrumpir la lectura. No olvidemos de que se trata de los hechos- una vez más la realidad ha superado la ficción. Con creces.
El Palacio Ephrussi en Ringstrasse, Viena
https://americangirlsartclubinparis.wordpress.com/2015/07/03/the-hare-with-amber-eyes-in-vienna/


Sin duda, el antisemitismo es uno de los temas centrales del libro. Edmund de Waal habla tanto de los pogromos en la Rusia zarista,  como del caso Dreyfuss en Francia que llegó a apartar a Renoir de Charles Ephrussi, o los fuertes sentimientos antijudíos en Alemania y Austria mucho antes del auge del nacionalsocialismo. Algunas citas que encontró en los libros o la prensa de la época son verdaderamente deleznables, indignantes y repulsivas, como ésta del historiador británico Henry Wickham Steed, el editor de The Times:

Una libertad para que el judío listo, rápido e infatigable hostigara un mundo público y político sin ninguna preparación para defenderse de la competencia con él. Recién salido del Talmud y la sinagoga, consecuentemente adiestrado para conjurar con la ley, hábil para la intriga, el semita invasor llegaba de Galitzia o de Hungría y se lo llevaba todo por delante.

Edmund de Waal ha empleado en su libro un estilo muy elegante y equilibrado, por no decir distinguido. De La liebre con ojos de ámbar emana el encanto retro de los salones aristocráticos con candelabros y  la nostalgia por el pasado. El autor habla de sus antepasados, nada ideales, con franqueza y de manera poco emocional. No obstante, no puede evitar transmitirnos su impotencia, indignación e ira cuando describe cómo la casa de sus bisabuelos, el Palacio Ephrussi en Ringstrasse de Viena, fue saqueada, cómo se prohibió a una gran parte de la sociedad coger un tranvía o entrar en los parques, cómo se la obligó a abandonar el país, solo por confesar otra religión.

 ¡Cuánto más exótica resulta en este contexto la colección de los netsuke! ¡Y cuán fascinante su historia! No la dejéis pasar – es, parafraseando el título de uno de los capítulos del libro, una preciosura .









19 comentarios:

  1. A pesar de ese exotismo que mencionas y de que estoy segura de que por tus impresiones es una buena lectura, no sé si yo disfrutaría tanto como tu de esta historia...
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Otra lectura desconocida y muy interesante nos traes,lo tendré en cuenta.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por mostrarme este libro, me era totalmente desconocido. Besos

    ResponderEliminar
  4. Ya sabes que ciertos temas como el bélico suelo rehuirlos pero si la obra merece mucho la pena cedo y ante una preciosura me tengo que rendir. Desde luego que expropiar en este caso es robar.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Pues no sé si ahora mismo me atrevería con ella.

    ResponderEliminar
  6. Le he visto en la biblioteca y me he sentido tentada un par de veces. Seguro que acaba cayendo.
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Un periodo histórico que me encanta y del que no me canso de leer nuevas historias, me lo apunto.

    ResponderEliminar
  8. Pues siendo saga familiar ya es suficiente para tomar nota y además por lo que has contado muy llamativa
    Besos

    ResponderEliminar
  9. El trasfondo histórico, sus protagonistas y los escenarios en los que se desenvuelven me parece una combinación fascinante. Si a esto le sumamos el aval de una editorial como Acantilado... No queda otra que apuntarlo!
    Abrazo Agnieszka

    ResponderEliminar
  10. No conocía esta lectura y parece muy interesante, gracias por traerla. Un beso

    ResponderEliminar
  11. La verdad es que me atrae pero no sé si será una historia para mi.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. No la conocía de nada, me la apunto ^^
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Has acertado plenamente, me interesa la novela por muchas razones: las referencias al arte, dos ciudades París y Viena (la ciudad roja tras la Iª Guerra Mundial trasmutada en una trampa mortal para el importante núcleo judío que la habitaba), el antisemitismo, y todo el proceso que acabó en el Holocausto, que había creado un caldo de cultivo con ese desprecio hacia los judíos que calaba la sociedad europea desde hacía centenares de años. Los beneficios que reportó el saqueo de los bienes de los judíos se está valorando ahora en los últimos estudios históricos, muy esclarecedor.
    No sabía nada del netsuke.
    Lo anoto sin dudarlo.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  14. Ya me llamó la atención cuando salió a la venta, luego me lié con otras lecturas y ahí se quedó. Gracias por el recordatorio.
    Besos

    ResponderEliminar
  15. Muy, pero que muy interesante. Veré si puedo conseguirlo. Las sagas familiares me entretiene un montón no sé muy bien por qué. XD
    Besotes.

    ResponderEliminar
  16. No conocía este libro pero suena muy interesante así que me lo apunto ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  17. Qué bien, que este lo compré hace unos meses por recomendación directa de mi librera y cuando lo enseñé nadie lo conocía.
    Me encantó, como bien dices tiene un estilo muy pulido y elegante y me ha aportado un montón de datos que desconocía totalmente.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Ains... La de veces que lo he sacado de la biblioteca y lo he devuelto sin leer! Me interesa mucho, pero me parece que es una lectura de esas que necesitan un ánimo predispuesto: espero que la próxima vez que lo secuestre sea para conocer esta fascinante historia! 1beso!

    ResponderEliminar
  19. me encanta cuando enseñas libros que no conocía de nada y se me antojan!!
    besitos

    ResponderEliminar