“No book worth its salt is meant to put you to sleep, it's meant to make you jump out of your bed in your underwear and run and beat the author's brains out.” ― Bohumil Hrabal

lunes, 17 de agosto de 2015

Sobre la importancia de ser uno mismo


El Turquetto

Metin Arditi

Navona 2015

 

Parece que Metin Arditi inventó el personaje del Turquetto desde el principio hasta el final, incluido el pseudónimo. No obstante, enmarcó su historia ficticia en los hechos referentes a un cuadro exhibido en el Museo de Louvre, titulado El hombre del guante, cuya autoría se atribuye a Tiziano. Los resultados de un análisis reciente de la firma, así como del barniz que recubre la tela, ponen en duda el hecho de que el cuadro fuera realmente pintado por el gran maestro veneciano. Sin embargo, tampoco hay más indicios de que en Venecia viviera durante el siglo XVI un pintor, hoy totalmente desconocido, que firmase sus obras con una T como lo hace el Turquetto en la novela del escritor suizo.

Metin Arditi nos cuenta la historia de un chico judío de Constantinopla, descendiente de los sefardíes expulsados de España. Elías Soriano pasa su infancia entre los armenios, griegos, judíos y turcos, en una de las ciudades más importantes de la época, un verdadero crisol de culturas y religiones. Años más tarde, ya como Ilias Troyanos, un griego de Constantinopla, goza del enorme prestigio como uno de los mejores pintores en Venecia, donde había sido aprendiz del mismísimo Tiziano. La última parte de la novela nos explica porque hoy en día no se conocen ni su nombre ni sus obras, salvo- aunque tampoco con total seguridad- el ya mencionado Hombre del guante. No obstante, la novela de Arditi no aspira a ser una investigación literaria o un intento de devolver al Turquetto al panteón de los grandes maestros de la pintura renacentista. Es más bien la historia de un hombre quien osó rebelarse contra su posición en la sociedad, determinada por su religión y lugar de nacimiento. Aunque cada paso que diera le confirmase que el origen de cada uno significaba mucho más que sus talentos. Siendo judío, Elías tenía prohibido pintar. Para poder hacer lo que más le gustaba en el mundo tuvo que ocultar su identidad. Desafortunadamente, con el tiempo empezó a sentir la cada vez más grande necesidad de revelar al mundo quién era en realidad. Paradójicamente, el cumplir ese deseo no le trajo la ansiada libertad…

Observamos al protagonista en diferentes etapas de su vida: como un adolescente en la capital del Imperio Otomano, como un hombre maduro y con mucho éxito en Venecia, y al final regresamos a Constantinopla para ser testigos de cómo, a la edad de 56 años, vuelve a buscar su lugar en el mundo. La narración, aunque omnipresente en tercera persona, se centra sobre todo en las personas del entorno del protagonista relevándolo a menudo a un segundo plano.  Todo esto permite aumentar la tensión y controlar el tempo de la narración, al mismo tiempo obsequiando al lector con fascinantes descripciones de la vida en Constantinopla y Venecia en el siglo XVI.

Creo que todos los que se acerquen a la novela de Metin Arditi se verán conmovidos por la soledad de Elías y su coraje al dar la batalla contra las rígidas reglas que gobiernan el mundo a su alrededor. El Turquetto es una gran pequeña novela que nos hace reflexionar sobre el valor de la libertad y la importancia de derribar los prejuicios raciales o religiosos.
 
 

29 comentarios:

  1. Es la primera reseña que leo del libro y me has animado a comprarla. Muy buena reseña. Un beso! :)

    ResponderEliminar
  2. Es un NOVELÓN que leí y reseñé en cuanto salió. Una lectura que llegó por sorpresa y que resultó ser un gran descubrimiento. Muy buena. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo. Un novelón.
      besos

      Eliminar
  3. No lo conocía pero me ha llamado la atención. Pobre Elías, me ha inspirado mucha tristeza.

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero muy luchador. En realidad poco sabemos de sus sentimientos. Una vida dura en una época horrible.
      besos

      Eliminar
  4. Lo he leído hace no demasiado y Elias es uno de esos personajes inolvidables que van calando durante la lectura
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, es inolvidable. Su destino puede dar un poco de pena pero al final y al cabo tuvo muchos años para poder hacer lo que más le gustaba. El mundo es injusto, eso sí.
      besos

      Eliminar
  5. No conocía a este autor ni el libro tampoco, pero la historia que presenta tiene pinta de ser interesante, no me importaría leerla
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy interesante. Además, es Navona.
      besos

      Eliminar
  6. Me ha gustado lo que nos cuentas. Así, que ésta se viene a mi lista. Un beso.

    ResponderEliminar
  7. No conocía la novela, pero leyendo tu reseña me ha llamado mucho la atención. Estaré atenta por si me cruzo con él en la biblioteca (:
    ¡Muchas gracias por esta reseña tan interesante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vale la pena buscarla! Espero que te guste.
      besos

      Eliminar
  8. Y ahora no sé yo de dónde saqué que tenía pasajes muy duros que eran los que me habían echado para atrás. La historia parece muy interesante, así que voy a ver si me aclaro.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay algunas descripciones poco agradables de Constantinopla. Todo lo demás bastante suave dada la época. Y parece tan verídico comparando con las demás novelas históricas.
      besos

      Eliminar
    2. Habrá que pasar deprisa por esos párrafos, sin imaginar mucho.
      Besos

      Eliminar
  9. Es de las que tengo ene le punto de mira, estoy seguro de que me gustaría.
    Besos

    ResponderEliminar
  10. Este es uno de los libros de Navona que me llama bastane. A ver si me puedo hacer con él pronto. Muy buena reseña.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los libros de Navona son muy apetecibles, jaja.
      besos

      Eliminar
  11. Pues no conocía ni el libro ni el autor, la reseña me ha pica la curiosidad, miraré a ver si lo encuentro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro curioso y muy bien escrito. Anímate con él, vale la pena.
      besos

      Eliminar
  12. Realmente no lo conocía, y no lo he visto aún por nuestras librerías. Te agradezco la reseña, lo tendré en mente para cuando aparezca. Saludos Agniezka

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es de Navona que últimamente publica unos libros muy apetitosos. Espero que te guste.
      saludos

      Eliminar
  13. Realmente, has despertado mi curiosidad acerca de esta novela. Tus líneas la vuelven muy interesante. Veré si puedo conseguirla por aquí.
    Una curiosidad, Agnieszka: la imagen de la portada ha sido también utilizada por Mondadori para la cubierta de 'El castillo blanco', de Pamuk, libro que anteriormente se titulaba 'El sultán y el astrólogo' y que sugiero leer.
    Un abrazo grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Curioso. Además no conocía esa novela de Pamuk. Me encantó su "Istambul".
      un abrazo

      Eliminar
    2. Me he vuelto a este hilo porque hoy he adquirido El castillo blanco de segunda mano y recordaba que aquí se había mencionado. Viva mi memoria!!! Me ha llamado la atención curiosamente porque la portada era la misma que la de mi querido Turquetto. Cómo me gustó esta novela. Veré que se esconde en El castillo blanco... Y ya te contaré (4€ por cierto :0)

      Eliminar
  14. Anotado queda ¡como crece mi plan lector cuando te visito! ¡que barbaridad! ;)
    un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar