“No book worth its salt is meant to put you to sleep, it's meant to make you jump out of your bed in your underwear and run and beat the author's brains out.” ― Bohumil Hrabal

viernes, 21 de agosto de 2015

Lost in translation - algunos autores checos


Me encanta la literatura checa y no me canso de repetir que es una pena que las editoriales españolas se empeñen en publicar tan poca literatura europea no anglosajona. Tendrán sus razones, sobre todo económicas, me imagino. No obstante, opino que el lector español se pierde mucho. Por otro lado, ¿de verdad hay tanta gente interesada en leer otra novela histórica tipo La costurera de Villatripas de Abajo?
Así que esta entrada la dedico a tres novelas que probablemente nunca aparecerán en castellano, aunque han sido traducidas a varios idiomas y publicadas en diferentes países europeos. Eso sí, con otro tipo de cultura lectora.


La última aristócrata

Evžen Boček

Stara Szkoła, 2015

Al principio de los años 90 del siglo pasado los Kostka viajan a la República Checa desde los EE.UU. porque acaban de recuperar su castillo familiar nacionalizado por los comunistas. El padre, profesor de literatura, está contento pudiendo cumplir con la obligación familiar. Mientras tanto su mujer, una neoyorquina neurótica, cree que va a vivir como Diana la Princesa de Gales, cuyas biografías son su única lectura y fuente de conocimiento.

Desafortunadamente, la realidad dista de todo lo que se han imaginado: mantener el castillo requiere mucho dinero e ingenio para ganarlo. Pero por lo menos tienen la suerte de ser los únicos herederos: en el castillo de al lado (porque la República Checa es una verdadera tierra de castillos) hay más de 40 herederos llegados de todo el mundo. Además, pueden contar con la ayuda de una especialista en marketing quien, como dice, sacó adelante a varias familias en la misma situación. Resulta que la única manera de ganar el sustento es convirtiendo el castillo en una atracción turística. Los Kostka, bajo el mando de su especialista en marketing, se transforman en una reserva de la aristocracia, a la que, para el colmo, nunca antes han pertenecido. Tienen que actuar en un espectáculo sobre su propia vida visto por personas que, alimentadas con la papilla televisiva, no tienen la menor idea de la historia o los contextos culturales. Todo esto crea una serie de malentendidos muy graciosos dejando al lector totalmente indefenso a la merced de sus propias risas.

La novela tiene forma de memorias de la hija de la pareja, María, quien cuenta cómo los Kostka luchan con su nueva vida. El autor dibuja un divertidísimo retrato de una familia que muchas veces se ve superada por el choque de culturas y de sus expectativas de una vida aristocrática y, por ende, ociosa, con la realidad gobernada por las leyes del mercado. Además, la novela está poblada por una galería de rarezas familiares que María va descubriendo leyendo los diarios de sus antepasados. No menos graciosos resultan los tres empleados del castillo a los que encuentran los Kostka a su llegada – tres personajes post-socialistas caracterizados por su descontento y  reclamaciones continuas, pocas ganas de trabajar, así como varios defectos personales que los hacen a veces deliciosamente insufribles.

La última aristócrata brilla por su humor y autoironía convirtiendo la lectura en pura diversión, pero una diversión inteligente. Esta simpática caricatura del mundo y sus gentes nos enseña que lo mejor que podemos hacer a la hora de tratar con personas o cosas imposibles de cambiar o reformar es intentar mantener las distancias. La novela fue publicada en 2012 convirtiéndose en un bestseller en la República Checa. Se lee de una sentada y, por mucho dolor de barriga que le provoquen las risas al lector, éste quiere más. Porque pronto sale la segunda parte de los diarios de la condesa María.

 

Las diosas de Žítkova
 

Kateřina Tučkova
 

Afera, 2014


En la frontera entre Moravia y Eslovaquia vivían unas mujeres excepcionales. Sabían curar, preparar los elixires de amor y venenos, predecir el futuro o hechizar el tiempo. Vivían alejadas de la gente pero todo el mundo sabía dónde buscarlas. Las llamaban diosas porque dioseaban.
 
La novela habla de esas mujeres singulares, al mismo tiempo presentando de una manera muy original la historia de su tierra en el siglo XX. Aunque la trama es ficticia, está parcialmente basada en hechos y contiene muchas verdades sobre el pasado y sus protagonistas.

Las diosas despiertan en sus prójimos el respeto pero también el miedo a lo desconocido, lo cual a menudo alimenta rumores, celos y envidias. Al principio del siglo XX su principal enemigo es un cura quien las ve como un vestigio pagano. Durante la IIGM son objeto de una investigación pseudocientífica por parte de un grupo de historiadores cercanos a Himmler y su obsesión por la mitología germánica. Después de la guerra los comunistas quieren acabar con las diosas como enemigas del sistema y con sus tradiciones centenarias a las que ven como un ejemplo de atraso, ignorancia y oscurantismo.  La última muere encerrada por los agentes de la policía secreta en un manicomio.
 
Tučkova mezcla una historia sensacional con la información sacada de los archivos checos y polacos. La protagonista de la novela, Dora Idesová, es sobrina de la última diosa, Surmena. Dora trabaja como catedrática de etnografía en la Universidad de Brno. Cuando después de la caída del comunismo se abren los archivos de la policía secreta, una amiga afirma haber visto el apellido de su tía entre las personas perseguidas. Dora decide averiguar la verdad sobre Surmena, quien nunca regresó a casa después de ser llamada un día a declarar en la comisaría. De las cartas, denuncias y numerosos documentos encontrados en los archivos recopila una historia realmente estremecedora – la historia de la destrucción intencional de su tía. La historia de una venganza cruel y sin escrúpulos, que además trastornó profundamente su propia vida.

Tučkova revela los secretos relacionados con la dinastía de diosas de Žítkova dosificando el suspense de tal manera que la lectura despierta muchas emociones y resulta totalmente adictiva. Otro punto fuerte de la novela es su rico lenguaje con distintos registros que cambian dependiendo de la situación y personajes. 

Las diosas de Žítkova es sin duda una de las mejores novelas que he leído este año. Conmovedora y estremecedora, de las que te dejan sin aliento ni palabras, y con el apellido de Kateřina Tučkova por recordar.


Pregunta a papá

Jan Balabán

Czeskie klimaty, 2014


            La prosa de Jan Balabán se aleja mucho de los estereotipos sobre la literatura checa ya que no tiene nada del humor desparpajado o del estilo a lo cuentacuentos de Hašek o Hrabal. Lo que sí abunda en la narrativa del autor de Ostrava son reflexiones, una ironía amarga y monólogos. Así es Pregunta a papá, la novela que Balabán terminó unos días antes de su muerte prematura a los 49 años.

            Los protagonistas del libro son Marta Niedomna y sus tres hijos, Emil, Katka y Hans. La historia tiene como el eje central la muerte de su marido y padre, el conocido y apreciado médico Jan Niedomny tres años antes. Tanto su mujer como los hijos intentan redefinir sus vidas después de la tragedia. Los recuerdos se convierten en el pretexto para reflexionar sobre el futuro mientras los protagonistas luchan contra el vacío que dejó la muerte de Jan. Su imagen dibujada por los recuerdos es la de un héroe, un marido y padre ideal, dispuesto a todo para y por su familia. Tres años después de su muerte empiezan a recibir cartas que les revelan otra faceta de su padre. Las envía un viejo amigo de Jan Niedomny, Petr Wolf. Inquebrantable e indómito opositor al régimen comunista, pagó un alto precio por sus creencias. Lo que cuenta del papá ¿no serán imaginaciones de un viejo amargado que siente haber perdido todo en la vida?

            La historia está compuesta por monólogos y diálogos, fragmentos de sueños y visiones extrañas. De vez en cuando aparece el narrador omnisciente cuya presencia permite ver la historia desde una perspectiva más amplia.

            La gris existencia en la época de la dictadura comunista constituye el fondo para las reflexiones sobre la muerte y el vacío que ésta deja. Emil, por ejemplo, recuerda a uno de sus profesores quien firmó la Carta 77. Como consecuencia, el único trabajo que pudo ejercer era limpiador en un supermercado. Luego resultó que los servicios de seguridad obligaron a su futura mujer a casarse con él para delatar sus actuaciones en contra del régimen. 

            Pregunta a papá cuenta una historia difícil y triste, sin espacio libre para lo irrelevante. Una conmovedora y universal novela sobre la fragilidad de la vida y el imposible de rellenar  vacío que deja la muerte.

          

¿Os gustaría leer alguna de estas novelas?
 
 
 

 

13 comentarios:

  1. Ahoj!

    Me ha gustado mucho esta entrada :D
    Me ha hecho gracia, porque tengo familia cercana viviendo en la República Checa (concretamente por la Moravia) y yo sé algo muy básico de Checo.
    No he leído muchos autores checos, la verdad, pero me gustaría leer. De los que recomiendas, me llaman la atención Las diosas de Žítkova y Pregunta a Papá. Les echaré un vistazo en cuanto pueda.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. El segundo me ha llamado mucho la atención así que es una pena que seguramente no vaya a llegar aquí, me gustaría leerlo
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Como dices es una pena que no se traduzcan al castellano. A mi me ha llamado la atención Las diosas de Zitkova.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. De los tres, el que más me llama la atención es el primero. Tiene muy buena pinta. Me encantan los libros que nos presentan el choque cultural y social y si es con clave de humor e ironía más. Que pena que no esté editado en castellano.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. La que más me atrae es la de las diosas. Después la de papá. La primera no me da mucho más. Respecto a tu pregunta, la respuesta es nadie, a nadie le interesan más costureras, y mucho menos tener la sensación de estar todo el rato leyendo el mismo libro. Lo único que quieren es repetir éxito.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Es una pena que muchas veces nos quedemos con ganas de leer algo en español a cuenta de que no lo traducirán
    Buena entrada
    Besos

    ResponderEliminar
  7. Agnieszka: con esta entrada he sufrido pensando que no voy a poder leerlos. Ayyyyyyyy.
    Espero que las editoriales vean tu entrada y pongan atención ;)
    un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
  8. Me gustan los tres pero Pregunta a papá me interesa particularmente. Ese tipo reflexiones suelen darme para mucho...
    Besines,

    ResponderEliminar
  9. Quizás me inclinara por la primera, de estar traducidas. En general, todas parece tener lo suyo. Comparto lo que dice Bibliobulímica.
    Un abrazote.

    ResponderEliminar
  10. Hola! tu blog es un gran descubrimiento!! :) tienes el tipo de libros que me gustan

    Me encantaría leer la segunda y la tercera, sobre todo ésta última porque me encantan las historias tan melancólicas y la portada es para adorarla.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  11. El que más me llama la atención y que sí que me gustaría leer es "Las diosas de Žítkova", me gustan ese tipo de historias la verdad :)
    Un beso!!

    ResponderEliminar
  12. Pues no conocía ninguno de estos libros pero sin duda algunos de ellos me han llamado mucho la atención.
    Muchas gracias por la información.
    Bicos.

    ResponderEliminar
  13. La verdad es que sí, me gustaría conocer mejor la literatura checa porque los autores que he leído me gustan (Hrabal y Kundera en especial).

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar