“No book worth its salt is meant to put you to sleep, it's meant to make you jump out of your bed in your underwear and run and beat the author's brains out.” ― Bohumil Hrabal

domingo, 9 de agosto de 2015

Entre las luces y las sombras



LISBOA 1939-1945

NEILL LOCHERY

AGUILAR, 2013

 

 

Lisboa, la Ciudad de la Luz, es en mi opinión una de las capitales más bonitas de Europa (en mi ranking particular ocupa el segundo puesto por detrás de Praga). El lento fluir del Tajo, la subida laboriosa del tranvía 28 por las estrechas callejuelas de Alfama y las magníficas vistas de las siete colinas de la capital portuguesa que se extienden desde sus numerosos miradores, le dan un aspecto apacible y tranquilo. Parece que el tiempo pasa lentamente incluso para las multitudes de turistas que llegan a Lisboa hoy en día.

            Sin embargo, no siempre era así. Portugal era uno de los pocos países europeos que no tomaron parte activa en la IIGM. La neutralidad oficial no significaba que el país viviera totalmente al margen de los acontecimientos que hicieron temblar el continente. Por mucho que a Antonio Salazar le hubiera gustado que el mundo en guerra se olvidase de su país, la situación geopolítica de éste no lo permitió. Muy pronto en Portugal empezaron a actuar los servicios secretos tanto del III Reich como los británicos y, más tarde, los norteamericanos. Miles de refugiados quienes, huyendo de la guerra, soñaban con llegar al puerto de Lisboa para subir a uno de los barcos con destino a Nueva York, no eran fruto de la imaginación de los guionistas de Casablanca. Las cafeterías y los hoteles de la capital portuguesa se llenaron de emigrantes, diplomáticos y agentes de los servicios de espionaje de varios países. Por encima de todo planeaba la mano invisible pero letal de la PVDE, la policía secreta de Salazar.

            Lisboa 1939-1945 de Neill Lochery habla del ambiente que reinaba en la ciudad durante la IIGM, los acontecimientos que tuvieron lugar allí entonces, así como de las personas que participaron en ellos. Nos paseamos por las calles de Lisboa con las bulliciosas multitudes de refugiados hablando en todos los idiomas del viejo continente. Visitamos la cafetería Chave d´’Ouro en la Plaza de Rossio frecuentada por personalidades como la coleccionista del arte Peggy Guggenheim y el pintor Max Ernst mientras esperaban el dinero para poder viajar a los EE.UU. Conocemos la historia de Aristides de Sousa Mendes, el cónsul portugués en Burdeos, quien expidió miles de visados permitiendo la entrada en Portugal a los que huían de Francia, la mayoría de ellos judíos. Lo hizo en contra de las directrices del gobierno de Salazar, y se dice que pagó un alto precio por su insubordinación. ¿De verdad fue así? ¿Qué opinaban las autoridades españolas sobre aquel flujo constante de gente atravesando su territorio camino a Portugal? El autor nos lleva también a la residencia del banquero Ricardo Espírito Santo en Cascais, donde se hospedaron los príncipes de Windsor, a quienes la invasión  alemana de Francia pilló en París. Conocemos los pormenores del accidente del avión rumbo a Inglaterra en el que murió Leslie Howard, el inolvidable  Ashley Wilkes de Lo que el viento se llevó. ¿Por qué fue derribado por la Luftwaffe? ¿Por qué los británicos, sabiendo de los planes alemanes, no hicieron nada para evitar aquella catástrofe? Además, Neill Lochery dedica mucha atención al comercio de wolframio que Portugal vendía tanto a los aliados como a los alemanes consiguiendo pingües beneficios. Por último, sin bien no menos importante, nos revela las razones por las que Ian Fleming pasó una larga temporada jugando al póker en el Casino de Estoril, lo cual lo llevó más tarde a escribir su primera novela sobre James Bond, Casino Royale. El libro cierra un capítulo sobre las reservas de oro portuguesas, unas de las más grandes del mundo, entre las cuales probablemente sigue habiendo numerosos lingotes con esvástica. ¿Qué dicen al respecto el gobierno y el Banco de Portugal, hoy en día uno de los estados miembros de la UE y la OTAN?

            La ciudad es la protagonista incuestionable de la obra del historiador británico. No obstante, no se puede negar que Lisboa comparta ese protagonismo con António Salazar. Neill Lochery hace un análisis minucioso de las actuaciones del dictador durante la IIGM. El peligroso juego a dos bandas al que se arriesgó evitó que su país se viera directamente involucrado en la guerra. Gracias a sus políticas, al terminar la contienda, Portugal era mucho más rico que antes. Sin embargo, es lamentable que el astuto y humilde profesor de economía devenido dictador no hubiera sido más magnánimo con su pueblo y no hubiese usado el dinero ganado para mejorar su nivel de vida.

            La obra de  Neill Lochery es un libro de historia que se lee como un apasionante thriller o novela de espías llena de suspense. Imprescindible para todos los interesados en aquel período tan dramático en la historia reciente del mundo, durante el cual  incluso la Ciudad de la Luz tuvo que vivir en las tinieblas.
 

13 comentarios:

  1. No conocía la novela y la ciudad me encanta, me la apunto sin dudar porque se que me gustará. Un beso! :)

    ResponderEliminar
  2. Me la voy a llevar. Esa ciudad es mi tarea pendiente y me encanta leer sobre ella. Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Pues a mí no me llama demasiado...

    ResponderEliminar
  4. No lo conocía pero tiene muy buena pinta, creo que sí que me gustaría así que anotado queda
    Besos

    ResponderEliminar
  5. La ciudad me gusta mucho, en realidad todo lo que he visitado de Portugal me ha encantado! Pero el libro a priori no me atrae mucho... ya veremos!

    ResponderEliminar
  6. Lo apunto porque me gusta el período y, según tus líneas, abarca un montón de temas con tinte de thriller. No se si llegará, pero por las dudas...
    Además, no conozco la ciudad, aunque muchos que la han visitado me han dicho que es muy linda. Razón mayor para viajar a través del libro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. La segunda guerra mundial es un período que ya no me atrae especialmente, aunque sí lo hizo en otro tiempo. Pero en este caso en particular, hablamos de una ambientación y unos sucesos muy pocos explotados así que no me importaría husmear un poquito entre sus páginas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Me gusta tu reseña. No es el libro que elegiría hoy (la II GM hace tiempo que dejó de interesarme), pero lo has puesto interesante. Un libro puede leerse por muchos motivos y desde muchas perspectivas... así que quién te dice, alguna de ellas termine seduciéndome.
    Saludos y gracias por tu reseña

    ResponderEliminar
  9. Vaya, me gusta mucho. Siempre me ha gustado la historia de los lugares, su pasado, su presente, sus gentes (fan de Rutherford por ejemplo)
    Además la Segunda Guerra Mundial es un periodo sobre el que leo habitualmente. Vamos, que lo busco fijo
    Besos

    ResponderEliminar
  10. hola no conocía esta novela pero me informaré creo que es mas del estilo de mi compi de blog así que le hablaré de él chao

    ResponderEliminar
  11. Pues este periodo me atrae especialmente en las novelas y no conozco cómo vivió Portugal esa época. No me importaría leerlo.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Me lo apunto. Con Lisboa de telón, no me lo pierdo.
    Gracias!

    ResponderEliminar
  13. Me lo apunto. Con Lisboa de telón, no me lo pierdo.
    Gracias!

    ResponderEliminar