“No book worth its salt is meant to put you to sleep, it's meant to make you jump out of your bed in your underwear and run and beat the author's brains out.” ― Bohumil Hrabal

martes, 7 de julio de 2015

Libros, mon amour


Aunque todo esté perdido


SB e&books 2015

 

Los días son siempre copias unos de otros. La gente normal se levanta, se viste, desayuna, se va a trabajar, vuelve agotada, ve un rato la televisión y se va a dormir para volver a empezar. Una rutina continua, día tras otro. Un ciclo infinito. Estamos condenados a esta incesante repetición. Quizás, la esperanza a un cambio mejor es lo que nos permite cada mañana levantarnos con ilusión de la cama. La esperanza a no tener que pagar hipoteca en un futuro, la esperanza de viajar a Cancún de vacaciones, la esperanza de ascender de puesto de trabajo y trabajar menos horas. Un sinfín de deseos en los que creemos firmemente y son éstos los que hacen de la vida un camino más llano. ¿Qué ocurre cuando no se espera nada del futuro?

Es en este sinsentido existencialista donde habita Tristán, uno de los protagonistas de la novela de Carlos Garvín. Lo único que le ayuda a sobrellevar el terrible peso de la vida son los libros. Y el club de lectura en el que se reúne con sus amigos cada martes por la tarde. Las reuniones se celebran en casa de Arturo, un conductor de autobús sexagenario y escritor a quien nadie quiere publicar, y participan en ellas también dos chicas: Sofía, una veinteañera de baja autoestima,  y Celia, víctima de maltratos por parte de su marido y el gran amor de Tristán. Todos ellos llevan unas vidas anodinas, tienen serios problemas que dificultan su día a día, y en la lectura encuentran una escapatoria de lo que les rodea y hace sufrir. Hasta que un día una persona nueva se une al club y las cosas cambian prácticamente de un día para el otro. Y no necesariamente para lo bueno…

            Aunque todo esté perdido podría ser otra novela metatemática protagonizada por unos personajes que rehúyen la realidad y prefieren vivir las vidas imaginarias que ocuparse de sus propias existencias miserables. Luego algo ocurre, todo cambia y las estanterías se llenan de happy end. Hasta cierto punto la ópera prima de Carlos Garvín sigue el mismo esquema- los protagonistas solo empiezan a ver la luz al final del túnel cuando al club de lectura se une Héctor. La aparición de este profesor guapetón y atlético supone una bocanada de aire fresco en el ambiente cada vez más tenso, triste e irrespirable que se apoderó del club. Con Héctor las cosas mejoran y se resuelven algunos problemas. Todo se transforma, llega el progreso en forma del lector de ebook y se sustituyen los clásicos lúgubres tipo Dostoievsky por lecturas más optimistas como Pippi Calzaslargas porque

detrás esconde un mensaje interesante. Pippi es una niña de nueve años que se rebela contra el mundo de los adultos, respira anarquía, independencia y libertad.

            Creo que la mayoría de la gente, cuando atraviesa un mal momento, solo necesita un empujoncito o una voz al lado que les diga que la vida sí tiene sentido y que vale la pena luchar por lo que importa. Así son Arturo, Celia y Sofía. Pero Tristán es un personaje mucho más complicado y muy distinto a lo que nos han acostumbrado los autores. Al principio da pena. Parece que las Moiras han formado un complot en su contra y nada le sale bien. No obstante, mientras vamos conociéndolo, nos damos cuenta de que en realidad Tristán tiene gran parte de la culpa de que su vida sea así de triste y desdichada porque no es más que un egocéntrico mimado a quien encanta regodearse en sus miserias. Es un personaje odioso, que va a peor, y nos hace sentir mal por habernos compadecido de él. Creo que pocos escritores tienen el coraje de crear un antihéroe de este estilo aunque, desafortunadamente, el mundo esté poblado de Tristanes envidiosos y dispuestos a todo para que los demás sean igual de desgraciados que ellos. Sin duda, es el protagonista más destacable de la novela aunque no su único punto fuerte. Como siempre en las novelas metaliterarias también en Aunque todo esté perdido encontramos varias referencias a otros libros y autores. Una de las más logradas, en mi opinión, es ésta con palabras de García Márquez para describir cómo se sentía Tristán en compañía de Celia:

La peor manera de extrañar a alguien es estar sentado a su lado y saber que nunca lo podrás tener.

Hay que subrayar también el estilo de la novela, muy elegante y sutil. Sin embargo, en mi opinión, el autor en ocasiones abusa de un lenguaje demasiado rebuscado, como cuando escribe:

A la hora de la comida satisfacieron el hambre en un restaurante italiano (…)

Por mucho que lo parezca, Aunque todo esté perdido no es únicamente una novela sobre la literatura como un salvavidas. Creo que el autor va mucho más lejos en su reflexión sobre las razones que llevan a diferentes personas a esconderse entre las páginas de los libros. No sé si ha sido su propósito pero nos muestra la lectura como una adicción, eso sí, aparentemente más benigna para la salud de lo que pueden ser otras, pero que sigue siendo un sucedáneo de la realidad. De nosotros depende si la embellece o reemplaza.  
 
*****************
 
Quería agradecerle al autor el ejemplar de su novela.
 

 

 

 

 

24 comentarios:

  1. Pues no sé. Puede estar bien o puede que me den ganas de tirarlo contra la pared y hacer un boquete, dependería del estado en el que lo leyera que siempre influye pero en este tipo de libros, más. Por desgracia sí que hay mucho Tristán por ahí suelto que en vez de arreglar lo suyo estropea lo de los demás. Lo de crear antihéroes no lo dirás por los autores de novela negra ¿verdad?
    Me lo pensaré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La novela está bien, tiene mucho fondo y ofrece varias lecturas. Me sorprendió el antihéroe porque es algo que no gusta. La mayoría de la gente quiere congeniar con el protagonista y aquí no se puede. Te entran ganas de estrangularlo. Y menudo follón monta al final!
      besos

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Es una lectura diferente, sobre todo por el protagonista odioso. Si no te gusta este tipo de protas, mejor no leerlo.

      Eliminar
  3. Me atraen las referencias a otros libros pero el resto no lo suficiente como para darle una oportunidad
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una novela metatemática del mundo en la crisis. Muy original. Creo que te gustaría.
      besos

      Eliminar
  4. Este no consigue llamarme lo suficiente. Esta vez lo voy a dejar pasar.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Me lo llevo, me convences del todo. Y me gusta que te hayas escindido un poco de la sinopsis para que veamos la verdadera particularidad del libro porque tiene razón, en muchas ocasiones, es algo que vemos todos los días, esa rutina, es una excusa para una posición "cómoda", dar un salto, salir supone un esfuerzo y un riesgo y muchas veces encontramos personas que prefieren seguir arrastrándose y quejándose a romper con todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que hace diferente a esta novela dentro de su género. Creo que fue muy valiente por parte del autor- es su primera novela.

      Eliminar
  6. No sé si me pondría nerviosa con Tristán, que creo que sí, pero me interesa el tema de la adicción a los libros. Lo que no sé (voy a investigar) es si este libro está en papel o sólo en electrónico porque últimamente no sé leer si no es en papel...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es la primera novela del autor y, como ocurre hoy en día, está solo en formato electrónico. Que Tristán aborrece, jaja.
      besos

      Eliminar
  7. Me interesa por una razón fundamental, y otra más, que siendo importante, no alcanza la relevancia de la primera, a saber:
    - Un libro en el que se alude a Pippi Calzaslargas, una de mis heroínas en la época infantil, merece toda mi consideración.
    - Tengo curiosidad por comprobar si en algo me reconozco leyendo a uno de esos personajes, que tienden a esconderse entre las páginas de los libros, aunque más que esconderme, lo que pretendo al leer es buscarme.
    Un abrazo Agnieszka.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te encuentras entre las páginas, no tienes mucho que ver con los que intentan esconderse allí, me temo...
      En cuanto a Pippi, es un personaje tremendo, como todos de Astrid Lindgren, A mí también me encantaba.
      saludos

      Eliminar
  8. Me parece muy interesante y ese título muy evocador. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El título infunde esperanza. Incluso para Tristán.
      besos

      Eliminar
  9. Respuestas
    1. Espero que te guste. Es una novela original.
      besos

      Eliminar
  10. La novela en sí no sé si me acaba de convecer, pero lo último que has escrito, me ha encantado, eso sobre la literatura que "De nosotros depende si la embellece o reemplaza." A veces me he refugiado tanto en ella que no he querido salir a vivir y eso no debe ser bueno, creo que es mejor que embellezca.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy totalmente de acuerdo contigo. Pero no nos flagelemos como lectores- hay tanta gente que vive vidas virtuales en redes sociales y juegos de guerra que da miedo...
      besos

      Eliminar
  11. Parece un libro muy bonito que hay que tener en la estantería aguardando el momento indicado de nuestra vida en el que necesitemos una lectura así :')
    Gracias pro la recomendación, un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Interesante libro, me parece muy atractivo así que gracias por presentármelo. 1beso!

    ResponderEliminar
  13. Acabo de leer una novela de una joven escritora, Elvira Navarro, La trabajadora, que tiene como trasfondo la crisis económica y sus efectos sobre la precariedad de vidas y trabajos. No me ha gustado nada aún reconociendo la importancia de que se escriba sobre lo que está ocurriendo en la crisis actual.
    Esta obra parece ir en la misma línea, aunque tu balance no es negativo. Veremos...

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  14. Agniezka:
    leí "club de lectura" y bueno, lo apunté. Después leí que te ha dejado satisfecha y eso me basta. Espero encontrarlo y poder leerlo pronto ;)
    un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar