“No book worth its salt is meant to put you to sleep, it's meant to make you jump out of your bed in your underwear and run and beat the author's brains out.” ― Bohumil Hrabal

lunes, 27 de julio de 2015

All I needed was the love you gave


La música para feos

Lorenzo Silva

Destino 2015

 

Fea ella, feo él, pero tan bonito su amor- me acordé de esa canción vieja al ver el título de la novela de Lorenzo Silva. Mi segundo encuentro con el escritor se lo debo a las entusiásticas reseñas de Mientrasleo y Meg quienes pusieron esta novela en mi lista de los libros por leer. Así que cuando la vi entre las novedades en mi biblioteca – en el año electoral no sólo se asfaltan las calles- me la llevé de acompañante playero, entre um galão y uma bolinha de Berlim o pastel de natas de turno.

No sé si los protagonistas de la novela son feos aunque él, Ramón, se emocione al escuchar a Radiohead cantar I´m a creep,  I´m a weirdo. ¿Acaso pensará  que es lo que opinan de él los demás al conocer su profesión tan despreciable para los que creen que basta con gritar Make love no war para que la paz reine en el mundo? Ella, Mónica, tiene 29 años y es periodista. Tiene un subempleo en la producción de uno de aquellos programas de TV sobre famosos cuyo éxito me hace pensar que la gran mayoría de la gente es simplemente descerebrada. Vive sola y no está atravesando su mejor momento. Un sábado por la noche sale con una compañera de trabajo y, en un tugurio de mala muerte donde el tiempo se paró en los 80 juzgando por la música que echan, le conoce a él. De esta manera empieza una de las historias de amor más extraordinarias que he leído. Vale- no las he leído muchas porque normalmente son repelentes. Quizás por eso la historia de Mónica y Ramón me pareció tan asombrosa y excepcional. Tan bella.

Su amor es a contracorriente, a pesar de la distancia, diferencia de edad, gustos musicales distintos y el secretismo de Ramón. La suya es una relación gracias a la tecnología, mantenida por sms, whatsapp y Skype, imposible 20 años atrás. Además, está acompañada de una lista de reproducción bastante interesante que va desde Allan Parsons Project a la inmortal Amy Winehouse. Ramón quiere ser un misterio  y me gustaría saber cuántos lectores se vieron muy sorprendidos por su personaje, poco habitual en la literatura española moderna.
 
La novela tiene el ritmo pausado al que el autor nos tiene acostumbrados y que, en mi opinión, desentona en las novelas policíacas, pero es ideal en Música para feos. La narración corre a cargo de Mónica, quien nos cuenta su historia con bastante desparpajo, abriéndonos las puertas de su casa, cama y corazón. A veces tenía la impresión de que me revelaba demasiado, de que se desnudaba delante de los lectores física y emocionalmente, mientras yo prefiero que los personajes de las novelas conserven sus recovecos donde esconderse de vez en cuando. Sin embargo, no puedo negar que Mónica nos regala la mejor escena erótica que he leído jamás:

Y entonces, sucedió. Mientras escribo estas líneas, no sé si formarán parte de algo que alguien vaya a leer algún día, y por tanto nada puedo prever, o descartar, respecto de cuáles serán las expectativas de ese hipotético lector o lectora. Sin embargo, sé que hay quienes, al llegar aquí, esperarán que me recree en pormenorizadas descripciones anatómicas, de mecánicas amatorias y hasta de dinámica de fluidos. Sólo puedo decirles que me dispongo a decepcionarles, y que a efectos de satisfacer sus necesidades, además de una bibliografía en incesante crecimiento, disponen de millones de terabytes en internet, con cuya espectacularidad, incandescencia o aberración no soy tan desaprensiva como para intentar a competir, por lo que éste es buen momento para cambiar de lectura, con mis disculpas por el malentendido.


En realidad toda la novela está llena de observaciones más que atinadas y frases de las que nos habría gustado ostentar la autoría pero no somos Lorenzo Silva y quod natura non dat... Así que permitidme que termine con una de las que seguramente pasarán a la historia de la literatura:

La felicidad es separarse y no tener miedo de no volver a verse, despedirse con un beso rápido en el andén y luego viajar sentada en el vagón rumbo a la soledad de tu casa, que desde que existe el otro, y desde que se produjo el encuentro, ya no es una condena, sino otro lugar donde esperar, serena y confiada, la oportunidad de recobrarlo todo, entero y sin menoscabo, mejor aún que en el comienzo, tan sólo una semana después, siete días que, para variar, tendrán uno por uno sentido.
Y con la siempre grandiosa Alison Moyet a quien se la veía notablemente más atractiva que tres décadas atrás:
 

 

17 comentarios:

  1. Ay que ganas tengo de leerla... ya la tenía apuntada pero cada vez que leo una reseña, pienso que ya estoy tardando!
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Tiene buena pinta, Lorenzo Silva, he leido un par de novelas policiacas de el de su principal saga y me gustarón, y esta novela, de la que no había oido hablar (también es verdad que yo no sigo casi blogs literarios) pinta muy bien, fresca para el verano, creo que la leeré.

    ResponderEliminar
  3. A mi también me gustó mucho esta novela y me sorprendió, por el tipo de historia (que no suele ser de las que leo) el misterio a resolver lo vi venir peor le da un giro que te hace plantear cosas por eso me gustó esta novela. La banda sonora es genial además :-)
    Besos

    ResponderEliminar
  4. No he leído nada de Silva, y esta novela puede que suponga mi estreno con el autor. Besos.

    ResponderEliminar
  5. Mam nadzieję, że doczekamy się wydania tej książki na polski, bo brzmi intrygująco. Niestety Silva to autor zupełnie nieznany w Polsce :/

    ResponderEliminar
  6. Y que aún no me haya estrenado con el.. Habrá que remediarlo... Un beso!

    ResponderEliminar
  7. Yo he leído muy poco de este autor porque no me atrae mucho.

    ResponderEliminar
  8. Esta novela la leí hace dos semanas y me ha encantado a la vez que sorprendido. Ya había visto reseñas positivas pero no imaginaba cómo me iba a gustar. Es una historia de amor preciosa, original y muy bien contada.

    Besos

    ResponderEliminar
  9. No sé si me llama más la atención el libro o ese bollito de la foto... XD Es broma, ya la tenía apuntada desde hace tiempo. Ahora a ver cuándo puedo leerla.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Es una novela que cada vez me apetece leer más y eso que del autor solo he leído un libro de relatos que no me ha convencido, pero creo que esta historia sí la voy a disfrutar
    Besos

    ResponderEliminar
  11. No es una novela que me atraiga mucho! asi que no creo que la lea.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Este autor se me ha atravesado de mala manera desde que le oí decir ciertas cosas y ya no puedo disfrutar de sus lecturas y mira que esta historia de amor está gustando mucho a los que huímos del almíbar. De todas formas un día leí el final en una tienda y me parece que no me iba a gustar.
    Creo que ha sido escrita pensando demasiado en lo que quieren las lectoras.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Pues creo que soy la oveja negra de las personas que ha leido el libro, no me gustó mucho, no puedo decir que es mala porque no lo es, pero no conseguí congeniar con Mónica y me sobraban palabras por otros lados... Un beso

    ResponderEliminar
  14. Me gusta mucho Lorenzo Silva, incluso me he hecho el cuerpo al tono pausado de sus novelas policíacas y las disfruto un montón. Y esta historia de amor sí es para mí, con banda sonora incluida.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. No me llamaba la atención pero pinta bastante bien, le echaré un vistazo más a fondo a ver si me animo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  16. A mi me encantó este libro. La verdad que me pareció una historia francamente sobria que invita a la reflexión sobre muchos matices de nuestras vidas
    Y la música es perfecta
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Pues no me llama mucho la atención este libro, lo dejaré pasar. Un beso! :)

    ResponderEliminar