“No book worth its salt is meant to put you to sleep, it's meant to make you jump out of your bed in your underwear and run and beat the author's brains out.” ― Bohumil Hrabal

sábado, 27 de junio de 2015

Lost in translation – reportajes


            Con el paso del tiempo estoy cada vez más convencida de que la realidad supera a la ficción. Por eso, entre mis lecturas hay un creciente número de reportajes y libros denominados como non-fiction. Es un género prácticamente desconocido en España (si me equivoco, por favor corregidme), así que hoy traigo una selección de libros publicados en la patria del Emperador del reportaje, Ryszard Kapuścinski, donde non-fiction vende mejor que las novelas. Al mismo tiempo, quizás os ayude decidir adónde ir – o no - de vacaciones.

81:1. Opowieści z Wysp Owczych – 81:1. Relatos de las Islas Feroe


Czarne, 2011

81:1 es una colección de reportajes e historias sobre uno de los rincones del mundo más desconocidos. Las Islas Feroe están entre Escocia, Islandia y Noruega, pero permanecen bajo la jurisdicción danesa. Michalski y Wasielewski nos ofrecen un compendio de conocimientos sobre el archipiélago: su historia, economía, cultura y, sobre todo, la mentalidad de sus habitantes se presentan en forma de anécdotas llenas de humor y reflexiones sobre cómo el clima y la geografía influyen en nuestra manera de ver y entender el mundo. Además, parece que las Islas Feroe abundan en personajes asombrosos, a veces estrafalarios, que nos hacen esbozar varias sonrisas. Conocemos numerosas curiosidades del archipiélago, como la historia del titular 81:1, el resultado con el que el equipo femenino de balonmano de las islas venció a la representación de Albania. Tampoco falta un acento español- la primera anécdota habla sobre el trato recibido por una turista feroesa que perdió su pasaporte en Madrid. El policía que la tocó en la comisaría  de la Plaza Mayor nunca había oído hablar de las Islas Feroe. Y para el colmo, tampoco aparecían en el mapa de Europa colgado en la pared…
Un libro escrito con desparpajo y desenfado, que nos permite conocer un poco ese lugar interesantísimo.


Jutro przypłynie królowa – Mañana vendrá la Reina


Czarne, 2013

 

Pitcairn es una pequeña isla rocosa de tan solo 4 km2, perdida en el Océano Pacífico. Constituye el territorio británico de ultramar más alejado de la metrópoli y está habitada por unas 60 personas – descendientes de los 9 marineros británicos amotinados en el Bounty y de las 12 mujeres tahitianas que éstos llevaron consigo en su huída. Desde fuera la isla puede parecer un paraíso tropical. En realidad, situada a 2 días en barco desde el trozo de tierra firme más cercano, Pitcairn se ha convertido en una cárcel gobernada por terror. Las relaciones entre los vecinos están sometidas a unas reglas implacables como consecuencia del aislamiento geográfico e histórico. No existe la privacidad, no se puede huir, no se puede ocultar nada. Todo esto causó una sensación de impunidad y llevó a una horrorosa costumbre convertida en una norma social de la que el mundo se enteró en 2004, cuando por fin algunas de las mujeres de Pitcairn se atrevieron a hablar de las violaciones a las que habían sido sometidas desde muy pequeñas. Los favores, la ayuda o las deudas los pagaban las mujeres violadas incluso por sus familiares. Los juicios y las condenas fueron una farsa, los que apoyaron a la acusación – perseguidos en Pitcairn y considerados traidores.

Mañana vendrá la Reina es mucho más que un reportaje sobre la vida de los descendientes del Bounty. Es una metáfora de una sociedad que paulatinamente iba olvidándose de las normas morales como consecuencia de su aislamiento, la endogamia, la incultura e indiferencia. Es un estudio de la maldad de la que es capaz alguien impune, alejado de sus raíces culturales y éticas. Asombra la facilidad con la que podemos perder la esencia de la humanidad y cruzar la frontera del mal. Un pequeño libro de apenas 170 páginas que deslumbra con la fuerza de su mensaje y un análisis profundo de la naturaleza humana.



Białe. Zimna wyspa Spitsbergen- Blanco. La fría isla de Spitsbergen


Czarne, 2014

 

Esto es un libro para los que detestan el calor. En Spitsbergen, la isla más grande del archipiélago noruego de Svalbard, hace frío. Está en el Ártico y su capital, Longyearbyen, es la localidad más septentrional del mundo. Viven allí unas 2 mil personas. Y más de 4 mil osos polares. En Spitsbergen hay gente de todo el mundo, siendo tailandeses la minoría más numerosa. Van allí por diferentes razones y pocos aguantan más de 2 inviernos polares. Porque allí es de noche durante 6 meses al año, el blanco se funde con el paisaje en una mancha y a veces, cuando sopla un viento fuerte, no se puede estar seguro dónde está el cielo y dónde el suelo ya que la nieve parece estar cayendo desde abajo.

¿Cómo se vive allí? ¿Quién y por qué lo hace? ¿Cómo aguantan el frío y la oscuridad?
La autora nos lleva por los lugares más interesantes de la isla- Longyearbyen, las minas y pueblos rusos abandonados, el Banco Mundial de Semillas, hyttas- las tradicionales casas de madera. ¿Cómo se calientan? ¿Qué comen los habitantes de Spitsbergen cuando el clima impide que las provisiones lleguen a la isla?
Simplemente fascinante.

 

Dom nad rzeką Loes – La casa a la orilla del Loes

Mateusz Janiszewski

Czarne, 2014

 

¿Quién sabe dónde está Timor del Este? Desde el siglo XVI era una colonia portuguesa con el olor a sándalo. Cuando en los años 70 del siglo pasado los portugueses se fueron, el territorio fue invadido por la Indonesia de Suharto. Durante la ocupación indonesia murieron más de 200 mil personas como consecuencia de la guerra, hambre y torturas. Aunque Timor del Este goza de la independencia desde 2002,  su situación interna es muy inestable y la violencia y la pobreza afectan a la gran mayoría de la población.
Timor del Este bajo el dominio indonesio fue el escenario de un atroz genocidio. La titular casa a la orilla del Loes, el río fronterizo con la parte indonesia de la isla, es el símbolo de todo lo allí ocurrido. ¿Sería un lugar de tortura de las milicias indonesias? ¿Cuántas personas perderían allí la vida?  Son algunas de las preguntas que hace Mateusz Janiszewski, un joven médico quien trabajó allí como voluntario por su propia cuenta en una clínica independiente en Dili. Analizando los acontecimientos de la historia timorense, el autor  enseguida llega a la conclusión de que nadie es bueno ni malo. Los aparentemente inocentes e indefensos pueden ser igual de culpables y peligrosos que sus adversarios. En una sociedad pobre, hambrienta y depravada tras años de violencia extrema basta con lanzar una proclama en contra del vecino para que se desate una masacre. Janiszewski señala a la llamada industria de la ayuda humanitaria como la principal responsable de la fatal situación como el resultado de su desinterés por las particularidades del país, desidia e inercia. Porque la industria humanitaria y la ayuda humanitaria son dos cosas totalmente distintas…
No obstante, lo que más me sorprendió en este libro ha sido su estilo – elegante y hábil al mismo tiempo. Mucho más poético y bello que el empleado normalmente por los autores de los reportajes. El estilo de Janiszewski tiene algo inquietante, que hace que nos contagiemos del terror y la tensión reinantes en Timor. Otro libro absolutamente embriagador, que se lee con una mezcla de miedo y  fascinación – dos sentimientos que despierta el mal.

¿En cuál de estos lugares os apetecería pasar las vacaciones?
 


 

 

32 comentarios:

  1. Es cierto que no se lee tantos libros de no ficción en España habitualmente, por lo menos no del estilo que nos presentas. Me llaman especialmente la atención el segundo y el tercero, quedan apuntados.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una pena que no se leen más. Creo que abren la mente a otras realidades.

      Eliminar
  2. Czytałam dwie pierwsze książki - świetne, szczególnie "Jutro przypłynie królowa". Dwie kolejne zapisuję na listę i postaram się je zrobić. Chętnie wybrałabym się na Wyspy Owcze :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ja tez bym sie tam wybrala. A reportaze Czarnego sa po prostu swietne! Koniecznie przeczytaj!

      Eliminar
  3. Libros de no ficción, hay, y muchos, ensayos, biografías, autobiografías. Otra cosa es que se lean. Ya sabes, esa manía del lector español de cargarse géneros de arriba a abajo: poesía, relatos, ensayos... A mí particularmente me gusta leer biografías y autobiografías, poesía y también ensayos, principalmente sobre arte y literatura.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Poesía y ensayos requieren más esfuerzo por parte del lector y no todos quieren hacerlo. Sin embargo, los libros de viaje son en el fondo colecciones de historias y anécdotas, fáciles de leer y al mismo tiempo muy interesantes. Bueno, a lo mejor para mí, jaja. A mí también me gustan las biografías y autobiografías, aunque no del todo el mundo...
      un abrazo

      Eliminar
  4. Aquí hay más novela que otra cosa, existen las listas ficción- no ficción pero todos miramos la primera creo yo jajajja. Me gusta muchísimo la poesía y leo ensayo. Por otra parte, me encanta que nos traigas lo que se publica en Polonia así tal cual. Llevo tiempomqueriendo traer un poquito más de Israel a mi blog pero no sé yo.... Ya ha habido algún intento

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta la literatura israelí y también pienso reseñar algunas novelas, sobre todo de Etgar Keret (según su propia madre un escritor polaco en exilio y dueño de una casa muy famosa en Varsovia) y Nir Baram. Y me queda por reseñar "Mi abuela rusa y su aspiradora americana", jaja.

      Eliminar
  5. Maravillosa entrada, me ha parecido de lo más interesante. Sobre todo el libro que comentas de la isla Pitcairn que desconocía y que ahora me pica mucho la curiosidad por saber más... 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! Creo que es muy diferente a lo que normalmente se ve en la blogoesfera. Es una pena que en España no se lean más libros así. Lo de Pitcairn es terrible...
      besos

      Eliminar
  6. Me parece una interesante entrada la tuya. La verdad es que los lugares son de lo más desconocidos y originales.

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y en todos los lugares del mundo se pueden encontrar personas e historias interesantes. Esto sí que es asombroso.
      besos

      Eliminar
  7. En las islas Feroe sin duda, es un lugar al que ya le tenía echado el ojo. Paisajísticamente son las bomba y mucho menos transitadas que otros destinos similares como Islandia. Este genero que nos traes hoy a mi personalmente estoy seguro de que me encantaría, sin duda me engancharía al mismo, estas historias de como viven las gentes de sitios tan diferentes sin duda me cautivarían.

    Estoy mirando a ver con que me engancho este verano porque la verdad es que no lo tengo muy claro.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que las Feroe es lo que más mola a todo el mundo. Es un lugar al que resulta bastante fácil ir también - incluso para trabajar si no te molesta el olor al pescado, jaja. Tengo un montón de libros por el estilo y voy a escribir sobre ellos. Es lo que más me interesa últimamente- ¿cuánta ficción se puede leer al fin y al cabo?

      Eliminar
  8. Pues yo también me apuntaría a las islas Feroe. Hacia finales de los 70 y principios de los 80 (yo tenía poco más de diez años), mi padre solía llevar a casa unas revistas llamadas "Geografía Universal", y en una descubrí la existencia de este lugar a través de un amplio reportaje con unas fotografías espectaculares. Aunque también las había de esa sangrienta tradición que tienen, matar delfines calderones a machetazos (costumbres de sus antepasados balleneros), eso ya no me gustó.Sin embargo mi fascinación infantil por las Feroe sigue intacta desde entonces. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda tiene que ser un lugar espectacular y muy interesante. Me parece que matar a los delfines está ya prohibido, aunque las islas siguen dependiendo económicamente de la pesca. A mí también me gustaría visitarlas un día.
      saludos

      Eliminar
  9. Otra a la que le gustaría viajar (metafóricamente) a las Islas Feroe.
    Interesante entrada.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que las Feroe están ganando. A mí también me gustaría ir allí.
      besos

      Eliminar
  10. Me alegra que hayas destinado una entrada a lo que se cuenta de estos parajes remotos -al menos, para mi-. Y mucho más que te hayas tomado la molestia de leerlo en polaco, lo que muchos de los que te leemos no podemos hacer.
    Es difícil elegir; creo que las Feroe podrían ser un destino. Otro, que no está en la opción, serían las Islas Lofoten, en Noruega, que quise conocer por un libro de inglés que tuve que leer.
    De lo que estoy convencido, si tuviera ocasión, sería ir a Polonia con todo el tiempo del mundo, y que tú me mostraras aquello que te resultase más significativo de ver y conocer. Valdría el esfuerzo.
    Un abrazo, Agnieszka.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me gusta mucho leer en polaco, aunque normalmente lo haga únicamente con los libros escritos por autores polacos y de otros países centroeuropeos que no se traducen al castellano. Y créeme, hay muchísimas cosas muy interesantes, mucho más que la novela histórica que reina en España. A mí también me gustaría tener todo el tiempo del mundo para viajar...
      un abrazo

      Eliminar
  11. Vaya entrada más currada *3*
    Me gusta mucho eso de que te hayas decidido a investigar sobre unas ambientaciones tan poco comunes y no los típicos Londres, París, etc
    un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mundo es graaaaaaaande y París, Londres o Nueva York no son sus lugares más interesantes, creo.
      un beso

      Eliminar
  12. Todos ellos tienen pinta de ser lecturas interesantes, siempre me gusta aprender a través de los libros y estos parecen ideales para ello
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón - se puede aprender mucho del mundo y la gente. Son lecturas de lo más interesantes.
      besos

      Eliminar
  13. Lo que más se acerca a lo que señalas es Javier Cercas con Anatomía de un instante y El impostor.

    Mañana vendrá la reina me ha recordado a SIMON LEYS, Los náufragos del “Batavia”. Anatomía de una masacre. Si no lo has leído igual te interesa, entra dentro de ese género no-ficción.

    Estos libros son los que corresponden a la editorial polaca que me comentaste ¿verdad?

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, es una de las series que publica la editorial de Andrzej Stasiuk, Czarne (Negro). Publican también ficción, aunque muy alejada de los bestsellers. Y tienen muchísimo éxito.
      un abrazo!

      Eliminar
  14. Me quedo con Spirbergen, la nieve me pierde, y me parece increíble que nos humanos nos adaptemos a climas tan áridos, así que me lo apunto, y más ahora que en Barcelona nos derretimos de calor. Un beso!

    ResponderEliminar
  15. Me quedo con Spirbergen, la nieve me pierde, y me parece increíble que nos humanos nos adaptemos a climas tan áridos, así que me lo apunto, y más ahora que en Barcelona nos derretimos de calor. Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no podría con la oscuridad. Para mí la luz es imprescindible pero un poco de frío no nos vendría mal ahora mismo, jaja.
      besos

      Eliminar
  16. No entiendo esa categoría de no ficción. De hecho, leo de todo y me gusta especialmente leer autores y textos de difícil clasificación, como los que reseñas. Todo el ensayo es no ficción, aunque a veces lo parezca. Y la ficción se teje con los hilos de la realidad (vivida o inventada). Recomiendo "El impostor". ¿Qué es? ¿Novela, reportaje, ensayo? Y qué más da: es un excelente libro.

    ResponderEliminar
  17. Agniezka:
    me gustaría leerlos todos ¡siempre me parece tan interesante lo que nos presentas! veré si alguno está en español o inglés (que son los dos únicos idiomas en los que puedo leer...tiempo al tiempo).
    Yo viajaría a un lugar cálido, para el frío soy fatal. Se me enfrían las orejas y la nariz y ya me quiero regresar debajo de las mantas.
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias por esta reseña!
    Me encantó. Tantos lugares, tan indiferentes de nuestra tan valuada globalización.
    Y el hombre (la naturaleza humana como tú la llamas) que se parece tanto a sus congéneres, en lo noble como en lo atroz.
    Gracias Agniezka, enriqueces nuestra aldea.

    ResponderEliminar