“No book worth its salt is meant to put you to sleep, it's meant to make you jump out of your bed in your underwear and run and beat the author's brains out.” ― Bohumil Hrabal

miércoles, 15 de abril de 2015

El retorno de Koschéi Bessmertniy


Khïmera

César Pérez Gellida

Suma de Letras 2015


            Cuando era niña, entre numerosos libros de cuentos que habitaban las estanterías de mi habitación se encontraba también una colección de cuentos rusos de Aleksandr Afanásiev, con los extraordinarios personajes de Vasilisa la Hermosa, Márya Morevna, zar Iván y varios campesinos, zorras y zorros, cuervos y osos, así como la temible bruja Baba-Yaga. Pero el más terrorífico de todos era, sin duda, Koschéi Bessmertniy (o sea Inmortal). Para que Koschéi desapareciera, era necesario destruir su alma escondida en una aguja, la cual estaba en un huevo en el interior de un pato. Este se ocultaba dentro de una liebre, a su vez escondida dentro de un arcón de hierro enterrado debajo de un roble en la isla de Buyán. Una vez abierto el arcón, había que matar a la liebre, atrapar el pato que emergía de ella, luego romper el huevo y la aguja. конец. Pues no, esto no es el fin. Koschéi ha vuelto. En otro tiempo y espacio, y de la mano de César Pérez Gelllida, autor de la aclamada trilogía policíaca Versos, canciones y trocitos de carne. Así que no dudé en participar en el sorteo de la novela organizado por las incansables Albanta, Laky, Lectora de Tot, Manuela, Nora Bosco y Tatty, y cuando me tocó un ejemplar, esperaba estar preparada para enfrentarme al monstruo…


            El universo de la novela de Pérez Gellida al que regresa Kóschei es un lugar terrible. Después de una serie de guerras entre los diferentes bloques de países y que empezaron con un conflicto entre los suníes y chiíes, el mundo tal y como lo conocemos ha dejado de existir. ¿O no?

Treinta y ocho meses en los que se perdieron más de seiscientos ochenta millones de vidas, se despoblaron o destruyeron más de dos mil quinientas grandes ciudades y una octava parte de la superficie terrestre dejó de ser habitable. Treinta y ocho meses tras los que casi nada volvió a ser lo mismo porque casi nada quedaba de lo anterior. Treinta y ocho meses de devastación en los que el ser humano dejó de ser humano y estuvo muy cerca de dejar de ser.

Tras la firma del Tratado de Paz de Buenos Aires en 2039 se consolida un nuevo orden social y geopolítico basado en el rechazo a los preceptos en los que se cimentaba nuestra civilización - la democracia y el capitalismo.  Nace la ideología transhumanista que propugna la libertad para traspasar los límites impuestos por la naturaleza, gobierna la Asamblea – representantes de las grandes empresas, o sea una plutocracia mercantilista; el valor de la vida de un ser humano se mide en términos de su productividad. ¿Suena familiar, no? Pues esto sigue: el nuevo sistema de clases sociales se asemeja a las castas tal y como funcionan en la India, con el número desproporcionado de parias sin más derecho que vivir. Después de la revolución tecnológica que supuso el uso del grafeno todo está controlado por la Lupa, el sistema de la observación y espionaje de la Asamblea, sobre todo gracias a unos aparatejos inteligentes llamados UAT que cada persona está obligada a llevar y que, además de supuestamente facilitar la vida de la población, hacen que cada uno esté más que localizado y bajo control. Uff, Orwell nos sonríe desde arriba: el Gran Hermano también ha sobrevivido y ahora se ha unido a Koschéi…

Una de las secuelas de las guerras han sido numerosas mutaciones genéticas como consecuencia del uso indiscriminado de armas de todo tipo. Nacen cada vez más duendes, seres deformes y  por ende excluidos del resto de la población. No obstante, lo peor tan solo empieza a manifestarse- una mutación causada por el gas Margaritka está acabando con las capacidades reproductoras de los humanos. Hay solamente una fuerza capaz de cambiar el destino de nuestro planeta- Khïmera, la misteriosa organización responsable de la creación del súper-guerrero llamado bogatyr (el nombre viene de los byliny -poemas épicos medievales de los eslavos orientales; se los puede comparar con los caballeros andantes en la tradición literaria de Europa occidental).  La trama de la novela de Pérez Gellida gira en torno a la búsqueda del último de esos guerreros, a quien intentan encontrar varias personas con diferentes objetivos. ¿Lo encontrarán? ¿Quién es? ¿Logrará Khïmera romper la aguja donde se esconde el alma de Kóschei?

            La novela está estructurada en cuatro partes- movimientos musicales como si de una sinfonía se tratase, con los protagonistas en papel de los miembros de la orquesta (cada uno tiene asignado un instrumento) dirigida por el autor. El primer movimiento – Allegro assai – habla de todo lo ocurrido en el mundo desde que empezaron las guerras. En varias reseñas de la novela que he leído había quejas sobre esta parte por ser lenta y tediosa. A mí me deslumbró.  Será una deformación profesional en mi caso, pero el nuevo orden mundial diseñado por Pérez Gellida me ha parecido fascinante, sobre todo por la enorme sensibilidad y el gran entendimiento de la materia que ha demostrado el autor. Sin embargo, si a alguien no le interesan las relaciones internacionales, recomiendo verlo como el esfuerzo al subir una colina nevada para luego tirarse con el trineo hacia abajo. En los siguientes movimientos, aunque según el autor sean  Adagio sostenuto, Andante moderato y Grave lacrimoso, el tempo acelera, con cada metro se vuelve más rápido, y da un giro, y vuelve a acelerar, y otro giro, más rápido, ya no controlamos el trineo, no vemos nada que no sean las páginas de la novela, no sentimos el frío, ¡ah, qué sensación la de la velocidad!, ¡más rápido! ¡Y qué no termine nunca! ¿Ya estamos abajo? ¡Pues a subir otra vez!

            Khïmera no solo es una distopía a la altura de Orwell o Bradbury, sino también un excelente thriller futurista. Escrita con un estilo fluido, ágil y convincente, mantiene el suspense de forma magistral. Todos los cabos de la compleja trama que maneja cientos de datos están atados, el autor ha hecho un gran trabajo de investigación para poder explicarnos los entresijos de la ciberguerra y la neurociencia (aunque yo eché en falta un mapa cerebral en un momento). La novela no solo entretiene – creo que nos hace reflexionar sobre el posible futuro así como también sobre la realidad que nos rodea:

A continuación vinieron la estratificación social, los privilegios, los cinturones metropolitanos…

-Ya – le interrumpió su jefe-, el punto de partida de los que nos ha llevado a la exclusión social que reina en el presente.

(…) – La fórmula no será tan mala cuando está presente en todas las áreas pobladas, ¿no?

-Nos han hecho creer que es la única viable – afirmó él con rotundidad- . Nos han vendido un vehículo cuyo combustible son las grandes corporaciones que se reparten el negocio del Mundo Impoluto.


Ni falta hace decir que he disfrutado mucho de la lectura de Khïmera aunque no sea una lectora asidua del género. Se la recomiendo a todo el mundo parafraseando la dedicatoria del autor: que nunca tengamos que vivir estos hechos. Porque no olvidéis que mientras haya una madre que raptar, siempre tendrás un Koschéi que perseguir.

Ahora sí: конец.



35 comentarios:

  1. A mí también me ha gustado mucho, tampoco soy lectora habitual del género pero esta novela me ha fascinado
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es tremenda. Esperemos que tenga mucho éxito porque se lo merece de verdad.
      besos

      Eliminar
  2. Aunque reconozco que no me llaman este tipo de lecturas, sólo por ser de Cesar Perez Gellida y por vuestros comentarios... tengo ganas de leerla.
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Tampoco soy aficionada al género, pero como disfruté tanto con la trilogía no me lo pensé.
    Creo ser de los pocos que el primer movimiento no me resultó arduo de leer.Soy aficionada a la geografía y amante de la historia y las alianzas que se forman son de una lógica tan aplastante que asusta.
    Para mí, ha sido una lectura apasionante.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me el primer movimiento me pareció fascinante. Como bien dices, es tan lógico que asusta: esto puede ocurrir. La guerra entre los suníes y chiíes ya está arrasando Irak, Syria y Yemen. Esperemos que las visiones de Gellida no se cumplan.
      Un beso

      Eliminar
  4. Me pone nerviosa cuando un libro "inunda" la blogosfera. Termino por desconfiar :( Pero tu opinión siempre es importante para mí, así que mantendré anotado el libro, aunque dejaré enfríar tanta buena crítica ;)

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la confianza! Significa mucho para mí, de verdad. El libro te va a gustar si te gustan los thrillers. La historia es asombrosa, muchas de las cosas descritas ya están ocurriendo, y eso asusta. Espero que lo disfrutes si/cuando le des una oportunidad.
      un beso

      Eliminar
  5. Si los dramas van en pasado los llevo bien pero que me pinten un futuro tan desolador no. Y vale que parece que vamos a ser capaces de destrozarlo todo pero anticipar esa situación es algo que me niego a hacer. Khïmera es la esperanza y eso está bien y anima pero todo lo que hay que pasar antes...soy una débil, lo sé, pero no me llevo el libro.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una distopía, si no te gusta el género, si te parece demasiado duro, mejor no tocarlo. Pero te lo pierdes, te aseguro.
      besos

      Eliminar
  6. Soy el bicho raro de la blogosfera: no me atrae nada esta novela. Me alegro de que te haya gustado. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cada libro tiene su lector. Otra vez será!
      besos

      Eliminar
  7. A mi este tipo de novelas no me llaman mucho así que no creo que me anime con ella.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco leo distopías. Esta es al mismo tiempo un thriller, muy bien escrito además. Pero si no te gusta este tipo de libros, hay tantas cosas por leer...
      besos

      Eliminar
  8. Vaya, yo crecí igual con todo ese folklore eslavo, sobre todo ruso y en aquellos timepos yugoslavos, hajduci y demás en mis estanterías. Baba Yaga me aterrorizaba pero sí, Koschei Bezmertnyi aún más... y fíjate, no sé si será porque creces con ello que es el único folklore que en realidad me interesa, el nórdico y demás me suena a chino jajaja... Según describes tú la novela, claro que la leeré sin duda, me has encendido una luz y guiado por algo que conozco :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no es que haya crecido con Koschéi. A Baba Yaga y rusalki sí las tenemos en común con los vecinos del este, pero Koschéi, Vasilisa, los zares- todo esto es ruso y estaba en los cuentos rusos. Encontré una edición española de 1979 el otro día en mi biblioteca, jaja. Esta novela es entretenida, muy bien escrita e investigada. El único pero que le veo es que dice el autor que Koschéi y bogatyrs son de la mitología eslava, y el mundo eslavo es mucho más que Rusia...

      Eliminar
  9. Publicaré la reseña dentro de la lectura conjunta, y creo que debe ser de las que menos le ha gustado esta novela.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y muy bien! El mundo sería triste si a todos nos gustara lo mismo! Espero tu reseña.
      besos

      Eliminar
  10. PInta muy bien, este me lo apunto, porque este genera va mucho conmigo, las novelas con escenarios futuros cercanos me encantan. Además, viene San Jordi y no tengo ningún libro en la cabeza para comprar, me dejaré llevar, pero si encuentro este es un buen candidato para que lo compre. El otro que tengo en mente también es una recomendación tuya, lo que no se como se llama, uno de una prisión y un asesinato no se si Japón o en China, ese también pintaba muy bien, lo buscaré entre tus reseñas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti seguro que te gustará. De hecho, durante la lectura, me acordé de ti varias veces, jaja. A ver qué opinas de la novela. La otra es "El guardia, el poeta y el prisionero" de Myung Jung Lee. Muy recomendable!

      Eliminar
  11. He disfrutado como una enana con este libro, y con su comienzo también, pese a que a muchos les pareciera lento
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una novela estupenda. El comienzo es de una lógica apabullante. Asusta.
      besos

      Eliminar
  12. ¡Hola!
    No es muy el estilo de novela que suelo leer, pero según como lo pintas tiene que ser bastante entretenido ^^
    Un besote, me quedo por tu blog <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida! Sí, es una lectura muy amena, de mucho suspense. Muy recomendable!
      saludos

      Eliminar
  13. Aunque veo este libro por todas partes esta es la primera reseña que leo y la verdad es que tiene MUY buena pinta!
    Besos

    ResponderEliminar
  14. How to draw Baba Yaga)
    http://www.drawingforall.net/how-to-draw-pancakes/

    ResponderEliminar
  15. Un libro muuuuuy apetecible, las reseñas sólo dan más ganas de leerlo. 1beso!

    ResponderEliminar
  16. Leí Memento Mori y me gustó, sin embargo no avancé en la lectura de la trilogía. No descarto hacerlo pero de momento ahí ha quedado.

    Qué escalofrío cuando una distopía se parece tanto a la realidad.

    No sabía nada de esta obra y leo que ha inundado la blogosfera, debo estar en la inopia porque es la primera reseña que leo al respecto.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Es una novela que pretendo leer, pero tiempo al tiempo. La verdad es que tu reseña me ha gustado porque ahora he entendido mejor lo que viene a decirnos esta novela, verás, que me imaginaba los tintes pero no estaba segura y de ahí que quisiera leerla, ahora la sigo queriendo leer pero con más conciencia, no sé si me explico.
    Lo del trineo ha estado bien :)
    Besos.

    ResponderEliminar
  18. Solo leo buenas opiniones sobre este libro! Con tu reseña le das un empujoncito mas! Un beso!

    ResponderEliminar
  19. Solo leo buenas opiniones sobre este libro! Con tu reseña le das un empujoncito mas! Un beso!

    ResponderEliminar
  20. Hola Agnieszka disfruté mucho de la lectura de este libro, el principio tal vez algo más denso pero necesario para enmarcar el resto de la historia. Y sobre el cuento cuando al final leí la nota del autor me pareció un bonito cuento y una buena forma de comenzar un libro. Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  21. Aún tengo que conocer a este autor. La anoto sólo porque te ha gustado mucho, porque mira que el género no es de mis preferidos ;)
    un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar