“No book worth its salt is meant to put you to sleep, it's meant to make you jump out of your bed in your underwear and run and beat the author's brains out.” ― Bohumil Hrabal

miércoles, 8 de abril de 2015

50 sombras de la novela policíaca

L
Tú te vas, tú te quedas

M.J. Arlidge

Suma de Letras, 2015

 

            Antes solía leer mucha novela policíaca, negra y de suspense. Me fascinaba el poder de la imaginación del escritor, los caminos por los que dirige al investigador hacia la solución, cómo hace que se descubra al autor del crimen. No obstante, el género sufre de sobreexplotación y hoy en día es difícil de sorprender y atraer la atención del lector. Por eso El caso Telak  me parece una bocanada de aire fresco. ¿Ocurre lo mismo con el libro de M.J. Arlidge?

            La primera novela de la autora se basa en una idea que hiela la sangre en las venas – una asesina psicópata secuestra a sus víctimas por parejas, las recluye en sitios de difícil acceso y abandona sin agua ni comida. Les deja un teléfono móvil con apenas batería, y una pistola. Luego llama para decir que su única posibilidad de salvarse es matando a su compañero del cautiverio. Sea la pareja o hijo, sea un amigo o compañero de trabajo – para vivir hay que matar. Los que mueren salen mejor parados que los sobrevivientes ya que semanas de hambre más la consciencia de haber matado cambian a uno de por vida. Al principio la policía de Southampton es incapaz de encontrar la clave según la cual la asesina (desde el principio se sabe que es una mujer) elige sus víctimas. Pero pronto resulta que todas tienen algo que ver con la inspectora Helen Grace, a cargo de la investigación. El dedo de la asesina apunta directamente a la policía, ella es su verdadero objetivo. Por eso la inspectora debe comprender la relación que la une con los secuestrados para luego intentar comprender también a la secuestradora y poder prever sus siguientes pasos.

             De ritmo ágil, a ratos realmente trepidante, la novela está dividida en capítulos cortos y rebosa de diálogos. La autora confunde al lector mezclando pistas y escenarios. Tan pronto leemos sobre la investigación como nos adentramos en los recuerdos dolorosos de la infancia de una niña contados en primera persona. Visitamos también el piso de un particular prostituto – dominador en prácticas sadomasoquistas, aparentemente en auge después del éxito de una trilogía de literatura-basura. Además, el centro de la gravedad de la trama ha sido cambiado de sitio – seguir los pasos de la asesina resulta menos apasionante que poder descubrir los secretos de quién la persigue...
 
 

            La trama es imprevisible, la novela mantiene el suspense y sorprende. Un verdadero page-turner. Pero…

Pero, en mi opinión, hay demasiado de todo – aparte de los crímenes abominables leemos también sobre la violencia de género, los abusos sexuales a los niños, el alcoholismo, las drogas, el sadomasoquismo, el sexismo y el acoso en el trabajo, la corrupción y la prevaricación de altos cargos etc, etc. La lista de los males malísimos es tan larga que deja de ser creíble. Y hace que la historia parezca forzada.

Sin duda, las novelas cuyos protagonistas reviven sus traumas son necesarias e incluso pueden ayudar a muchas personas. Sin embargo, no creo que éste haya sido el objetivo de la autora de Tú te vas, tú te quedas. Muchos encontrarán el libro entretenido y novedoso por la espectacularidad de la trama, porque no todo aquí es blanco y negro, porque no todo termina bien. Si es lo que buscáis en una novela policíaca, el libro de M.J. Arlidge resulta una buena opción. Solo añadir que es la primera entrega de la serie sobre Helen Grace, cuya cuarta parte titulada Liar, Liar se publicará en septiembre de este año. La autora parece sentir una predilección por canciones infantiles a la hora de titular sus novelas (Eeny, Meeny; Pop Goes the Weasel) y por los asesinos en serie. ¿Está garantizada la diversión?
 

 

 

           

           

 

 

 

47 comentarios:

  1. Pues esta la puse el otro día en mi wishlist y tengo muchas ganas de leerla, pese a que tenga sus peros mientras me mantenga enganchado ya me conformo que últimamente estoy dejado un poco de lado el género porque me está decepcionando un poco, no me llegan a enganchar demasiado. Un beso! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A lo mejor es que has leído demasiado, jaja. Es lo que, creo, me pasó a mí. El libro seguro que te enganchará.
      besos

      Eliminar
  2. No tiene nada para mí, tanta casquería, tanto revoltijo de tema escabroso no. lo de la tendencia sado iniciada con los libros de la tapa negra ya es una hartura. Este no lo llevo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y haces bien. La casquería, como dices, todas las patologías posibles, es lo que aparece en algunas novelas policíacas desde hace algún tiempo. Me parece que los autores/las editoriales ya no saben qué inventar para atraer al lector y recurren a los instintos más bajos, principalmente al morbo.
      besos

      Eliminar
  3. No la he leído, pero me hago una idea de la historia por lo que comentas y me parece demasiado siniestra como para gustarme.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una historia dura, tan dura que hasta me pareció poco verídica. Y muy morbosa, por eso vende tan bien, me temo.
      besos

      Eliminar
  4. Es una de las novelas que espero leer próximamente y me atrae bastante, aunque sea demasiado escabrosa si mantiene enganchado creo que será una buena lectura
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Engancha, no cabe duda. Pero lo que le pasa a la protagonista es tan malo, tan horroroso, que parece poco verídico. Como consecuencia a mí la novela me pareció simplemente morbosa.
      besos

      Eliminar
  5. La tengo en mi lista de pendientes. A ver si me animo pronto.
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. En mi blog has comentado en mi post La violencia es atractiva y magnética. Has dejado un mensaje de paz, nunca más violencia. Pero llego aquí y comentas un libro que es un abracadabra de violencia y sadismo que hiela las venas. ¿De modo que yo tenía razón en que la violencia es atractiva? Aunque sea de modo ficcional enhebra con nuestro inconsciente violento actuando como catarsis. Habría que preguntarse sobre qué tienen en su mente los escritores que idean semejantes brutalidades malvadas- ¿Hay algo por espeluznante que sea que no sea reproducido en el terreno de la ficción? ¿Acaso son ideas que toman luego los malignos? ¿La ficción imita a la vida o la vida imita a la ficción?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. He dicho en tu blog que no se debe ocultar la violencia sino aprender a controlarla. La violencia es innata al ser humano y controlarla es lo único que podemos hacer en contra de ella. Este es el fin de todas las campañas escolares de las que hablas en tu post, ¿no? Si funcionan o no, es otra cuestión. A mí me indigna el nivel de violencia al que se llega en algunas obras de ficción. Hablé de ello el año pasado en la entrada que dediqué a una novela sueca que se va a publicar pronto en España - "Persona" de Erik Axl Sund. Se trata de vender y parece que cualquier medio justifica el fin- el dinero es lo que hay en la mente de numerosos escritores, me temo. La gente lee estos libros por varias razones, unos por morbo porque la violencia es morbosa, otros porque les supone una especie de catarsis, hay que lo haga porque busca suspense... Piensa que estadísticamente este tipo de crímenes son raros, así que no creo que la ficción imite a la vida. Aunque puede ocurrir lo contrario, de hecho se dieron algunos casos.
      saludos

      Eliminar
  7. Me gusta la novela negra, pero mucha seguida me cansa. Lo siguiente que lea será P.D. James. Es una autora a la que tengo muchas ganas. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Después de leer unas cuantas te das cuenta de que son muy repetitivas, jaja. Espero tus impresiones sobre P.D. James.
      besos

      Eliminar
  8. Pues me llama la atención, lástima esos peros... La tenía anotada pero aún no me animo hacerme con ella.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo simplemente creo que parece poco verídica, pero sí está bien escrita y mantiene suspense.
      besos

      Eliminar
  9. ¡Hooola!
    Me ha encantado el título del post... Porque comparto totalmente tu opinión sobre la revolución de la novela negra, pseudonegra, policiaca, etc... Y mira que a mí me gusta el género, pero hay demasiado por todas partes, y suelo ser de las que se baja del barco en cuanto empieza a subir demasiada gente a bordo.
    Este no pinta mal del todo, pero voy a leer alguna reseña más. He echado un ojo a ese libro que mencionas al principio, en tu reseña, y me lo apunto ya mismo. A ver qué tal me parece.
    Un beso :3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo. Creo que algunos autores están dispuestos a todo para vender y me parece muy mal. Espero que te guste "El caso Telak", una novela a la Agatha Christie comparando con lo espeluznante de "Tú te vas, tú te quedas".
      besos

      Eliminar
  10. Ahora mismo no me apetece una lectura de este tipo y menos si tiene de todos los males. Besos.

    ResponderEliminar
  11. Curiosamente hoy he estado hablando con una chica que me ha dicho que estaba superenganchada a las cincuenta sombras, que le faltaba un capítulo para terminar la trilogía y que le ha gustado mucho. Tengo dos amigas que dicen que también les ha gustado mucho. Supongo que tiene que haber muchos tipos de lectores para todos los tipos de libros que hay.
    Este que comentas, no lo conozco, aunque el argumento me parece interesante. Me recuerda a un episodio de mentes criminales. Pero no sé si lo leeré o no. Es que hay tanto :)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre gustos... Yo no llegué a leer 50 sombras. No me interesa el tema, pero además varias personas, algunas de ellas reseñadores profesionales, me han dicho que está muy mal escrita.
      "Tú te vas, tú te quedas" es una novela "para pasar el rato" si no te importa que la protagonista parezca un personaje poco verídico.
      besos

      Eliminar
  12. La tengo en la lista de futuros y tiene muy buen pinta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver qué opinas tú de la novela!
      saludos

      Eliminar
  13. Qué pena, el planteamiento en verdad era atractivo. Y es cierto que en este género se tiende a sobreexplotar. En casi todos los géneros últimamente...

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es cada vez más difícil encontrar algo original. A lo mejor leemos demasiado, jaja.
      un abrazo

      Eliminar
  14. Con un argumento así creo que poc@s pueden resistirse a la tentación de querer leerlo. Yo el primero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Disfrútalo! Estaré pendiente de tus impresiones.
      saludos

      Eliminar
  15. Lo tengo en casa porque me pareció que tenía buena pinta. Ahora no hago más que ver opiniones desiguales. Supongo que hay tanta demanda de novela negra que se queman rápidamente todos los campos
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un verdadero page-turner. Se lee deprisa, el ritmo es trepidante, pero... A mí me pareció apelar a los instintos más bajos del lector.
      besos

      Eliminar
  16. Soy incondicional de la novela negra o piliciaca o de suspense y en esta me atrae lo importante del argumento pero veo que la autora aprovecha la ocasión y mete demasiados subargumentos y eso puede difuminar lo importante y que la novela pierda interés. Creo que la dejaré pasar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es entretenida pero como si un poco vacía.
      un beso

      Eliminar
  17. Respuestas
    1. Léelo y nos cuentas. A ver qué te parece.
      besos

      Eliminar
  18. Buscar la fórmula del éxito poniendo una pizca de sexo, otra de violencia de género, otra de........... me resulta insufrible. No obstante si la trama está bien montada no debe resultar nada fácil manejar todos los aspectos que señalas.

    Que la asesina sea una mujer es una novedad, relativamente, en le género y eso puede resultar interesante.

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que se agarran a cualquier cosa para vender. Al final el libro es un producto que hay que vender...
      besos

      Eliminar
  19. ¡Hola! He leído varias reseñas sobre esta novela y no sé si me atrevo a leerla. Casi que no porque para un ratito que puedo dedicar a la lectura me parece que no quiero leer algo tan siniestro. Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. Creo que es la primera reseña que lee de este libro, y con las ganas que yo le tenía....
    No sé, lo dejo en stand by a ver que pasa :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  21. La novela negra o policíaca o como la queramos llamar,es mi género favorito y últimamente me estoy encontrando con libros que,sinceramente, podría haber pasado sin leerlos perfectamente. Soy exigente y que enganche o meramente entretenga,no es suficiente para mi.Viendo lo que cuentas,no la leeré.
    Gracias,un beso

    ResponderEliminar
  22. Tengo muchas ganas de leer éste libro, desde que lo vi para ser exactos xDD Y después de leerte aún más.

    ResponderEliminar
  23. Vaya, pues pese a tus peros lo quiero leer, a ver cómo resulta. Un besote!

    ResponderEliminar
  24. Yo he leído muy pocas novelas policíacas, justo parten muy cuando voy por esa sección en las librerías me topo con un montón de historias que parten de las mismas premisas y no termino por decidirme por ninguna. Seguiré esta sección para anotarme un libro que te conquiste por completo, por este no me decido! Un beso ♥

    ResponderEliminar
  25. Vaya, por lo que veo, un poco fiasco, aún así no me importaría leerlo así como pie de piscina, este tipo de novelas siempre me resultan entretenidas.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Parece interesante la propuesta, pero no soy muy partidario del género. Si la encuentro, probaré.
    Un beso, Agnieszka.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te molestes si no eres un lector asiduo de las policíacas. Nihil novi, me temo.
      besos

      Eliminar
  27. Agnieszka:
    de momento no creo tener el estómago para leer este libro, así que me lo salto.
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar