“No book worth its salt is meant to put you to sleep, it's meant to make you jump out of your bed in your underwear and run and beat the author's brains out.” ― Bohumil Hrabal

miércoles, 4 de marzo de 2015

Secretos y mentiras


El confidente

Hélène Grémillon

Grijalbo 2012

 

            Esta novela fue propuesta por Tatty para el reto Serendipia Recomienda 2015 y, aunque no la había incluido en la lista de lecturas para el reto, al verla en la biblioteca no dudé en llevármela. Ha sido toda una sorpresa.

Francia, 1975.

Ordenando la correspondencia que le llegó después de la muerte de su madre, Camille Werner encuentra una carta manuscrita y sin remitente, en la cual un tal Louis le cuenta la historia de su amiga de infancia y gran amor, Annie. Al principio, Camille piensa que se trata de un error. Por eso,  cuando una semana más tarde recibe otra carta, decide encontrar su verdadera destinataria. Sin embargo, la búsqueda resulta infructuosa. Mientras tanto, siguen llegando más cartas. Camille, editora de profesión, incluso empieza a sospechar que en realidad se trata de algún escritor intentando atraer su atención con esta historia con la IIGM en el trasfondo. No obstante, con el tiempo, se siente cada vez más convencida de que los hechos relatados no son ficticios. Sobre las páginas de sus cartas Louis hilvana una historia dramática de una joven quien decide tener el hijo de otra mujer. Pero también confiesa un profundo e inalterable, a pesar del paso del tiempo, amor hacia Annie. ¿Por qué ha elegido a Camille como la confidente de los secretos que, a su vez, le confiaron otras dos mujeres?

Hélène Grémillon ha escrito una novela estremecedora sobre los extremos a los que puede llevar la presión social. De este modo dibuja un retrato poco halagador de la sociedad francesa de los años 30 y 40 del siglo XX, concentrándose en el papel de la mujer reducida a su matriz, y cuyo valor depende de sus capacidades de procrear. Habla también del precio de las obsesiones enfermizas, así como de la crueldad e intransigencia que caracterizan a los que sucumben a esta clase de emociones. En el drama de El confidente se borran las fronteras entre el bien y el mal, y resulta difícil distinguir entre el verdugo y la víctima. Conocemos las historias de sus protagonistas desde diferentes perspectivas, lo cual nos permite formar una opinión bastante completa acerca de los motivos y razones detrás de sus actos. El estilo de Grémillon, escueto pero preciso y sugestivo, brinda al lector la oportunidad de ponerse en lugar de los personajes del libro. Aquí nada está definido y la trama da unos giros inesperados manteniendo el suspense hasta un final inesperado.

El confidente ha sido para mí una novela sorprendente. Me ha dejado con unas reflexiones profundas y preguntas difíciles de contestar, que siguen rondando por mi cabeza días después de terminar la lectura. Un retrato de la compleja naturaleza humana, tan caprichosa y fácil de influenciar por sus circunstancias externas.
 
 

30 comentarios:

  1. No lo conocía y a primera vista no me llama la atención, pero suena interesante ese retrato de la sociedad francesa en aquellos años y el tema tan delicado que siempre trae debate.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Trata de un tema muy delicado y lo plantea de una manera curiosa. Además está muy bien escrito.
      un beso

      Eliminar
  2. suena muy muy bien así que me lo anoto para hacerle huequito
    besitoos

    ResponderEliminar
  3. Pues no me acordaba de que lo había recomendado Tatty; sería porque no me llamó la atención. La verdad es que puede ser interesante leerlo. Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una novela curiosa, de verdad. Ha tenido mucho éxito en Francia.
      un beso

      Eliminar
  4. Muszę odkopać tę książkę, bo gdzieś ją mam. W Polsce wydał ją Albatros, ale nie widziałam zbyt dużo jej recenzji, kupiłam ją w ciemno, bo zainteresował mnie opis. Po Twojej recenzji widzę, że było warto :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Calkiem niezle czytadlo. Myslalam, ze bedzie gorzej i sie rozczarowalam, haha.

      Eliminar
  5. Me gustó leerla. Me parece una novela muy buena.

    ResponderEliminar
  6. Así a primera vista no estaba tampoco entre mis elegidos para el reto de Mónica, pero reconozco que no me había parado a leer demasiado sobre ella y ahora me tienta, creo que toca un tema arriesgado y parece que sale airosa del trance. Quizá pruebe con ella.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Plantea un tema difícil. Además, tiene una forma curiosa. Creo que es un libro interesante, no por nada tuvo mucho éxito en Francia.
      besos

      Eliminar
  7. Me alegra que te haya gustado, a mí fue una historia que también me sorprendió y una lectura que invita a la reflexión
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hace que reflexionemos. Es una novela curiosa. Gracias por la recomendación.
      besos

      Eliminar
  8. Tiene muy buena pinta, lo apunto y además no lo conocía , me lo anoto
    Un beso

    ResponderEliminar
  9. No sé si tengo espacio en mi cabeza para más cosas dando vueltas, pero me has puesto la carne de gallina con la reseña. Lo que no me va es la época que me cuesta mucho pero bueno, me lo apunto y ya le hago sitio.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay bastante sobre la guerra, aunque no de lo más crudo. Lo realmente destacable son las obsesiones. Es una advertencia de que deberíamos tener cuidado con lo que deseamos en la vida.
      besos

      Eliminar
  10. No lo conocia pero con las maravillas que me cuentas se me antoja :o Un beso :3

    ResponderEliminar
  11. Cuando veo una portada como esta y un título como éste, suelo salir corriendo. Me he quedado sorprendido por tu recomendación y le daremos, en base al crédito que nos mereces, una oportunidad. Investigaré sobre el libro y veré si puede entrar en una posible selección de lecturas futuras. Hay cierto tipo de libros como El tiempo entre costuras que me producen alergia. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esta novela no tiene nada en común con El tiempo entre costuras salvo la época en la que se desarrolla parte de la trama. Seguramente pertenece a lo que se denomina la literatura femenina (o de chicas, jaja), pero no es chic-lit, no hay príncipes azules ni termina con un vivieron felices y comieron perdices. Es el retrato de una obsesión e invita a reflexionar si realmente necesitamos todo lo que queremos. A mí me sorprendió.
      saludos

      Eliminar
  12. Este tipo de lectura me gusta mucho, eso de que termine el libro y me quede pensando me encanta.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también. Creo que es una de las cosas más importantes que nos da leer.
      un beso

      Eliminar
  13. Como siempre una magnífica reseña. Como a Joselu estas portadas me tiran un poco para atrás, pero luego leo tu reseña y el libro pinta muy bien. Aunque no creo que lo llegue a leer nunca. Últimamente los libros que leo tienden cada vez más al entretenimiento puro, a la evasión de los agobios del trabajo y la verdad es que no estoy leyendo nada profundo últimamente. Esperaremos a tiempos mejores.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es una lectura difícil aunque te haga pensar. Todo lo contrario - se lee muy bien, la trama da unos giros de thriller, el lenguaje no es rebuscado. Muy recomendable también para evadirte.

      Eliminar
  14. Mmmm, bastante interesante. Apunta maneras, llevo tiempo buscando literatura francófona que me guste con bastante mala suerte así que imagina las ganas con las que me haré con este libro :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una lectura ligera a pesar de su temática. Casi un thriller. A mí me sorprendió y me gustó.

      Eliminar
  15. Me alegro que te haya sorprendido, porque en verdad que la sinopsis, la trama, me resulta familiar. Pero viendo lo visto, habrá que darle una oportunidad.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas veces lo importante no es el qué sino cómo. En realidad la sinopsis tal y como la he presentado no revela demasiado, jaja. No es la mejor novela del mundo pero a mí me ha enseñado cosas de las que no estaba consciente hasta ahora.
      besos

      Eliminar