“No book worth its salt is meant to put you to sleep, it's meant to make you jump out of your bed in your underwear and run and beat the author's brains out.” ― Bohumil Hrabal

jueves, 29 de enero de 2015

Un pasito pa'lante, un pasito pa'trás


Un paso de más

Tina Seskis

Suma de Letras, 2014


            Emily Coleman parece llevar una vida perfecta, casi de ensueño. Esta  abogada inglesa, felizmente casada con su gran amor, Ben, vive con su marido e hijo en una preciosa casa en Manchester. Y sin embargo, un día Emily decide dejarlo todo y desaparecer. ¿Por qué?

            Esta pregunta es el eje central alrededor del cual gira todo el libro, haciendo que crezca el suspense mientras nos acercamos al desenlace. Por el camino conocemos la historia de Emily presentada en dos planos temporales. Por un lado, la protagonista misma nos cuenta  sus pasos después de haber abandonado a su familia; por el otro, retrocedemos hasta el momento de su nacimiento para ver cómo ha sido su vida y qué ocurrió para que decidiera  coger el tren a Londres dejando todo atrás. Los dos hilos narrativos mantienen el equilibrio sin que uno de ellos eclipse y reste importancia al otro, gracias a la gran destreza con la que Tina Seskis construyó la historia.

Durante la lectura intentamos averiguar cuál es el secreto de Emily, cosa imposible ya que no disponemos de toda la información. Además, la sinopsis y la autora misma nos confunden, por no decir directamente que se aprovechan de nuestra confianza.  ¿Suena interesante, no?

Pues sí, la novela de Tina Seskis es de las que se leen de una sentada, con una taza de café, chocolate o té humeantes, idealmente en compañía de alguien dispuesto a rellenarla cada dos por tres. No obstante, aquí termina el encanto de Un paso de más. Porque una vez terminada la lectura nos damos cuenta de que en realidad es una historia del montón, aunque parezca dramática. La novela tiene como target reader a mujeres de clase media como Emily, que llevan sus vidas ordenadas y a las que, de vez en cuando, apetece fisgar un poco para saber qué puede pasar cuando una decide desaparecer.

En mi caso, más que la trama en sí, me pareció interesante y fidedigno el retrato de la sociedad inglesa de hoy en día pintado por la autora: familias disfuncionales, meritocracia forrada de clasismo con el acento como la mejor manera de distinguir quién es quién, estrés y vidas vacías de contenido remediados por el alcohol y las drogas. La expresión española beber como un cosaco se ha quedado obsoleta, me temo (si no estáis de acuerdo conmigo, preguntad a los que viven en Lloret de Mar o Magaluf).

También me parecieron muy verídicos los protagonistas de la novela, aunque el único por quién sentí simpatía era el marido de Emily, Ben. Sin embargo, las actuaciones de todos los personajes del libro, nos gusten o no, estemos de acuerdo con ellas o no, son veraces. Nos puede molestar su afición a dejarse llevar por la inercia en la vida, pero creo que si miramos a nuestro alrededor siempre encontraremos a alguien así. Por eso destaca tanto el personaje de Angel, la compañera cockney de piso de Emily, dispuesta a luchar por alcanzar sus propósitos. Y por eso también puede resultar casi insoportable Caroline, la hermana gemela de la protagonista. De todas formas, opino que la autora desaprovechó un poco el potencial de algunos de los personajes que, de haberlos desarrollado, podrían haber mejorado la novela. Es como si existiera un número limitado de palabras que no se debía sobrepasar por alguna razón. ¿A lo mejor libros con más de 350 páginas no venden entre el público al que Un paso de más está principalmente destinado?

 Lo que realmente desentona es, en mi humilde opinión, el final hollywoodiense, con el cual sé que varias personas se han sentido defraudadas. Personalmente, creo que no deberíamos haber esperado otra cosa- al fin y al cabo se trata de una novela de suspense chic-lit, con muchas ganas de que la lleven a la gran pantalla.

Total, Un paso de más es una lectura entretenida, ideal para pasar el rato, pero totalmente prescindible. La verdad es que no creo que me acuerde de ella en unos meses. Como se dice en inglés: You can take it or leave it.






21 comentarios:

  1. El final claramente nos ha dividido a los participantes de la lectura. Yo a la novela no le he visto nada de chick lit y tampoco mucho suspense a pesar de que existe la intriga entorno a la protagonista.

    ResponderEliminar
  2. A mí el final no me convenció y coincido contigo en que el personaje que más me gustó es Ben, por lo demás me pareció una lectura muy entretenida
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Opiniones tan distintas de un mismo libro, gente que no le ha gustado el final y otros que sí... me tiene muy confundida este libro y ha despertado mi curiosidad... pero con tanto pendiente, no se no me decido
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Lo tengo pendiente (el libro me tocó en un sorteo) y aunque ya he leído más reseñas que se quejan del final, me apetece ponerme con él pronto.
    Besos!

    ResponderEliminar
  5. La dejaré pasar, que entre tantos pendientes puedo pasar de los prescindibles.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  6. Me mantengo a una distancia prudente de estos libros, tanto personajes como personas de este tipo, del de lo tengo todo y como soy una caprichosa voy a jugar a destrozarlo todo para luego volver, no las soporto, de verdad, no puedo. Que cada uno haga lo que le dé la gana, parece que ahira estamos obligados a vivir aventuras y qué pasa si uno no quiere? ¡Pues nada! Y ya, que del libro y del género paso y muchas gracias por avisar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. He leído varias opiniones que me han desanimado. No creo que, de momento, le haga hueco. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. A mí me tenéis loca con el final. Tanto que a pesar de que mi idea general de la novela es la que tú dices, la de una de ésas novelitas que se olvidan rápido, me mata la curiosidad por saber de qué va ése final tan polémico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Tengo que darme un repaso por tu blog que no veas, porque siempre me queda claro qué libro si y cuál no llevarme. En este caso aunque lo de abandonarlo todo y desaparecer es una opción que yo misma barajo mucho y a pesar de la veracidad de los comportamientos creo que no me lo llevo. Los finales hollydoodienses me repatean. Y estoy muy tiquismiquis. Vamos, que muerdo.

    Gracias y besos

    ResponderEliminar
  10. Nie skojarzyłam tytułu ani autorki, ale gdy przeczytałam opis zdałam sobie sprawę, że ta książka została niedawno wydana w Polsce, pod tytułem bodajże "O krok za daleko". Nawet zastanawiałam się czy nie przeczytać, ale jeśli jest to książka, którą i tak za kilka miesięcy zapomnę, to chyba nie warto.

    ResponderEliminar
  11. La novela con el final que provocó la discordia. No hago más que ver opiniones para todos los gustos sobre el final del libro, y precisamente eso es lo que me ha llamado la atención.
    Aunque te diré una cosa: jamás perdono un mal final, me hace sentir como si hubiera tirado mi tiempo a la basura
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Uff!! Me horroriza la novela chic-lit, supongo que tiene que ver, entre otras cosas, con que he superado los treinta años. No descarto novelas de mero entretenimiento para ocasiones necesarias, pero tengo un cupo de ellas en mis estanterías.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  13. Tu opinión se suma a otras que ya he leído, la decisión de no leer esta novela la tengo tomada.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  14. De buenas a primeras no me atraía especialmente y después de tu comentario lo tengo claro: va a ser que no.
    Besucos.

    ResponderEliminar
  15. A mí, como a ti, me parece una novela que se lee fácil, engancha, pero que pasa sin pena ni gloria. Yo no soy de las que me sentí estafada por el final (tampoco le di más importancia) pero desde luego la autora manipula al lector para que piense lo que ella quiere que piense.

    Besos :)

    ResponderEliminar
  16. Sí, quizá demasiado ansia de una adaptación cinematográfica. A mí me defraudó tanto que ni la he reseñado en el blog. Para mí francamente olvidable y prescindible.
    Beso,

    ResponderEliminar
  17. He chequeado un par de reseñas y todas coinciden en que es un libro olvidable, y ¿quién busca este tipo de lectura? Jaja, lo dejo pasar, un beso ♥

    ResponderEliminar
  18. o tiene mala pinta, ya leí alguna reseña por ahí así que me la apuntaré jeje
    Un beso:)

    ResponderEliminar
  19. Pues vaya! Pensaba que estaría mejor.
    Besos!

    ResponderEliminar
  20. Parece que ese final agua toda la experiencia de la lectura, lo tengo anotado pero no sé, prisa no le voy a dar, desde luego.
    Besos

    ResponderEliminar