“No book worth its salt is meant to put you to sleep, it's meant to make you jump out of your bed in your underwear and run and beat the author's brains out.” ― Bohumil Hrabal

domingo, 28 de diciembre de 2014

Padre de huérfanos y defensor de viudas es Dios en su santa morada



El tren de los huérfanos
Ediciones B
Sale a la venta el 21 de enero 2015



I learned long ago that loss is not only probable but inevitable. I know what it means to lose everything, to let go of one life and find another. And I know, with a strange, deep certainty, that it must be my lot in life to be taught that lesson over and over again.

            Vivian tiene 90 años cuando por fin y pura coincidencia encuentra a quien contar su historia.  Quiere ordenar el ático de su casa y por eso acepta la ayuda de Molly de 17 años, la novia del hijo de su ama de llaves. Las dos pronto descubren que tienen mucho en común. Molly vive con su quinta o sexta familia de acogida, mientras la infancia de Vivian fue marcada por la traumática experiencia del tren de los huérfanos, un capítulo oscuro en la historia de los Estados Unidos y del que apenas se habló hasta que fuera desenterrado por los hijos y nietos de los supervivientes. 

Entre 1854 y 1929, los llamados trenes de los huérfanos transportaron a más de 200 mil niños huérfanos, abandonados y sin techo, desde las ciudades de la costa este de los EE.UU hacia las áreas rurales del centro del país, para que fueran “adoptados”. En realidad, la adopción significaba trabajos forzosos en condiciones de semi-esclavitud. En el país donde hasta la década de 1930 no existía ningún programa de asistencia social, se creía que de esta manera era posible salvar a los huérfanos de la pobreza y crimen a los que seguramente se habrían visto abocados viviendo en las calles de Nueva York, Boston o Filadelfia. Algunos, sobre todo los más pequeños, eran adoptados por familias sin descendencia y criados como sus hijos. Sin embargo, a los mayores les esperaba una vida de trabajo duro, humillaciones y, en muchos casos, maltrato físico y abusos de todo tipo.

Vivian tenía 9 años y se llamaba Niamh Power cuando en el incendio de su piso en Nueva York perdió a toda su familia recién llegada desde Irlanda. Fue llevada a un orfanato y desde allí, en un tren de los huérfanos, a Minnesota. Sus trágicas experiencias despiertan muchas emociones- asombro, horror, incredulidad a veces. Como dice ella misma en una de las conversaciones con Molly:

Too much to explain, too hard to believe. All those children sent on trains to the Midwest- collected off the streets of New York like refuse, garbage on a barge, to be sent as far away as possible, out of sight. And anyway, how do you talk about losing everything?
But what about your husband? - Molly asks. - You must have told him.
I told him some things- Vivian says. -But so much of my experience was painful, and I didn't want to burden him. Sometimes it’s easier to try to forget.


El tren de los huérfanos es una historia intensa y sobrecogedora sobre la búsqueda de cercanía con los demás, a lo mejor un poco de amor o, por lo menos, un respiro en la vida. Escrita con un estilo sencillo y nítido pero elegante a la vez, la novela está narrada a dos voces. Por un lado conocemos la historia de Vivian alas Niamh alas Dorothy, que ésta cuenta en primera persona. Por el otro, un narrador omnisciente nos lleva a una isla en el estado de Maine para hablarnos de Molly y sus problemas. En este tipo de estructura a menudo uno de los hilos de la historia se convierte en el predominante haciendo del otro un irritante estribillo. En el caso del libro de Christine Baker Kline no podemos negar que la verdadera protagonista sea Vivian y que sus vivencias constituyan el núcleo de la novela. No obstante, esto no resta el protagonismo a Molly. Por mucho más difíciles que fueran las condiciones de la vida hace cien años, las experiencias de los huérfanos en los años 30 del siglo XX y los de hoy no difieren demasiado. Desafortunadamente, aún se reducen a la soledad, falta de amor y la incesante búsqueda de un lugar en el mundo.

It is a pitiful kind of childhood, to know that no one loves you or is taking care of you, to always be on the outside looking in. I feel a decade older than my years. I know too much; I have seen people at their worst, at their most desperate and selfish, and this knowledge makes me wary. So I am learning to pretend, to smile and nod, to display empathy I do not feel. I am learning to pass, to look like everyone else, even though I feel broken inside.

Además, los huérfanos, sobre todo los desamparados, viven rodeados de los recuerdos y tienen que enfrentarse a sus propios demonios que les susurran al oído que no valen nada si sus padres les han abandonado.

(…) Vivian has come back to the idea that the people who matter in our lives stay with us, haunting our most ordinary moments. They’re with us in the grocery store, as we turn a corner, chat with a friend. They rise up through the pavement; we absorb them through our soles.

La dureza de la historia hace que la novela sea de una lectura difícil, de esas que se tiene que dejar por un momento para poder recuperar el aliento. Pero al mismo tiempo queremos continuar para saber qué pasó, cómo Niamh llegó a ser Vivian y vivir en una mansión en Maine, si Molly logrará resolver sus problemas.

El tren de los huérfanos nos deja también unas reflexiones muy profundas sobre la inmigración, valiosas, creo, en un país como España- emisora y receptora de inmigrantes. Habla de las penurias económicas, pero sobre todo aborda el tema del desarraigo, que, en el caso de la familia de Niamh tuvo consecuencias trágicas:

My parents left Ireland in hopes of a brighter future, all of us believing we were on our way to a land of plenty. As it happened, they failed in this new land, failed in just about every way possible. It may have been that they were weak people, ill suited for the rigors of emigration, its humiliations and compromises, its competing demands of self-discipline and adventurousness. But I wonder how things might have been different if my father was part of a family business that gave him structure and a steady paycheck instead of working in a bar, that worst place for a man like him- or if my mother had been surrounded by women, sisters and nieces, perhaps, who could have provided relief from destitution and loneliness, a refuge from strangers. In Kinvara, poor as we were, and unstable, we at least had family nearby, people who knew us. We shared traditions and a way of looking at the world. We didn´t know until we left how much we took things for granted.

            Me acerqué al libro de Christine Baker Kline después de haber leído unas reseñas muy positivas, entusiásticas casi. Sin embargo, lo hice con un cierto temor a que podría tratarse en realidad de una de esas historias basadas en hechos que luego sirven de guión para las películas de sobremesa. Me encontré con una novela hermana de Las cenizas de Ángela de Frank McCourt. ¿Necesita más recomendación?

Molly stares at that face for a long time, looking for answers to questions she doesn´t know how to ask.


16 comentarios:

  1. ¡Hola! Me parece una historia muy, pero que muy interesante, así que me la apunto :3
    Besos y gracias por la reco ^ ^

    ResponderEliminar
  2. La apunto, ya que dices que se parece a Las cenizas de Ángela. Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es dura dura. Nada de huérfanas à la "Ana de Tejas Verdes" (la novela de L.M. Montgomery aparece en "El tren de los huérfanos", como no, pero como la antitésis de la novela con su mundo idealizado). Advertida quedas.
      Besos

      Eliminar
  3. Qué difícil lo pones. Lo bastante dura como para tener que dejarla de vez en cuando, no me la llevo y eso que no conocía los hechos.
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Polska wersja okładki podoba mi się bardziej. Książka faktycznie dobra, więc muszę poszukać "Prochy Angeli" :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mnie tez sie podoba polska okladka. W ogóle Szmaragdowa Seria Czarnej Owcy ma swietne okladki. I ksiazki, haha. "Prochy Angeli", jesli nie czytalas, to moze widzialas- swietny film Alana Parkera z 1999 roku bodajze. Bardzo ciezki, z tych co wywoluja ból.

      Eliminar
  5. Me lo apunto a la lista sin dudarlo, pese a que dices que sea dura me voy arriesgar y espero disfrutarla :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La historia es estremecedora, la novela bien escrita, así que seguramente te gustará!
      Besos

      Eliminar
  6. Qué buena pinta, me lo anoto entre las novedades del próximo mes que quiero leer
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que tenga un poco de marketing por parte de la editorial porque la novela se lo merece.
      Besos

      Eliminar
  7. Pues no, no necesito más recomendación. Y mira que el tema es doloroso y de los que escuecen, pero sin duda, parece una lectura necesaria.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una novela que, además de contar la historia, la analiza de manera que nos hace reflexionar. Su mérito va mucho más allá de darnos a conocer un episodio trágico en la historia de los EE.UU y por eso creo que de verdad vale la pena leerla. Y está muy bien escrita, se nota el taller narrativo de alto nivel de la autora.
      Saludos

      Eliminar
  8. hola esta historia es totalmente para mí ejej gracias por la reseña chao

    ResponderEliminar
  9. Lo tengo en el lector así que espero leerlo a lo largo de este año. Me alegra saber que te gustó, eso hace que suba puestos en mi lista.
    Un beso,
    Ale.

    ResponderEliminar