“No book worth its salt is meant to put you to sleep, it's meant to make you jump out of your bed in your underwear and run and beat the author's brains out.” ― Bohumil Hrabal

sábado, 9 de agosto de 2014

We can't go on together with suspicious minds




Climas
Círculo de Lectores  1997

            La estantería M de la biblioteca es la primera con la que me topo entrando en la sección de la narrativa. M como Matute, M como Mastreta, M como… ¡Eureka! Maurois y sus “Climas”. La novela que produce en mí el efecto de la magdalena de Proust,  incluida en la lista de “volver a leer”, el libro del jarrón veneciano con una sola flor y algunas hojas.

            Phillippe Marcenat, educado en el seno de una familia conservadora de industriales de provincias, creó su propio ideal de mujer a partir de las lecturas juveniles. De adulto creyó encontrar la encarnación de sus sueños en Odile, una joven bella, elegante y caprichosa, criada en un ambiente liberal. Sin embargo, pronto tuvo que confesar:

(…)a los dos meses de nuestra boda descubrí a una Odile muy distinta de la que había conocido.

Así empezó el drama de celos y sospechas digno de Otelo. El matrimonio de Phillippe y Odile se convirtió en una pesadilla. ¿Era amor o esclavitud? Maurois analiza en profundidad los problemas de la pareja, reflexiona sobre las razones del cambio que se produjo en Phillippe después de casarse. ¿Era Odile quien provocaba sus celos o es que él no sería feliz con ninguna mujer?  El haber sido educados en entornos radicalmente opuestos  les creó numerosos problemas. Cuando a éstos se añadieron los celos, su relación se vio abocada al fracaso.

Por el malestar que me produce, noto que en la obstinación por controlarlo todo se encuentra el foco del mal. No soportaba no comprender todas las cosas.- es el diagnóstico que Phillippe encontró a su particular enfermedad.

Unos años más tarde se casó por segunda vez con Isabelle, una chica acomplejada, tímida, educada para ser invisible. Este matrimonio tampoco resultó feliz. Aquí el culpable fue Phillippe, quien con su segunda mujer  tuvo un comportamiento mucho más  reprochable que Odile había tenido con él.   

            Publicada en 1928, la novela está dividida en dos partes. En la primera Phillippe escribe una carta a Isabel para contarle la historia de su primer matrimonio, mientras que en  la segunda es Isabel quien, dirigiéndose a su marido, intenta explicarle las razones del  fracaso de su relación. Esta original construcción  nos permite conocer los puntos de vista de ambas partes.   Isabelle, una mujer profundamente herida por la infidelidad de su marido, achaca su actitud a la volubilidad:

En realidad, una mujer enamorada no es nadie porque sólo se esfuerza en ser la mujer con la que sueña el hombre que ama. Contigo fue más difícil porque no sabes lo que quieres. Buscas la felicidad y la ternura y también la aventura y la confusión.

            Ambientada en París del final de la belle époque y a principios de los años  veinte, “Climas” plasma también un retrato de la alta burguesía francesa de la época.  La hipocresía reina hasta tal punto que se chismorrea sobre los comensales sentados al otro lado de la mesa durante las cenas de etiqueta. Las mujeres de la sociedad se muestran ociosas en todos los aspectos de la vida. Como consecuencia, Renée Marcenat, la prima de Phillippe  quien decide no casarse sino opta por estudiar medicina y desarrollar una carrera científica,  está considerada la oveja negra de la familia. 

            Seguramente la novela de Maurois es hasta cierto punto costumbrista y refleja  la mentalidad de los tiempos en los que se publicó.  Leyendo la sinopsis podríamos decir que se trata de  una simple novela de amor. No obstante, el objetivo del autor parece ser más bien averiguar por qué no somos capaces de sentir una felicidad duradera. En su investigación analiza las debilidades del carácter humano, la inconstancia de nuestros juicios, los mecanismos de la interdependencia dentro de la pareja,  así como la eterna lucha entre el corazón y la mente. Y lo hace de forma magistral. La elegancia y belleza del lenguaje y estilo de “Climas” convierten su lectura en un verdadero festín literario. Una novela excepcional, un análisis profundo y sublime del amor y celos, de las emociones.  Una verdadera joya encontrada entre un montón de libros casi olvidados.

No basta un gran amor para retener eternamente al ser amado si no se sabe, al mismo tiempo, llenar toda la vida de éste con una riqueza incesantemente renovada.


16 comentarios:

  1. Jo, pues yo lo primero que me encuentro es la sección de "Romántica"... Y no me extrañaría que ahí tuvieran este libro, fíjate lo que te digo. Me atrae, aparte del propio Maurois, ese profundizar en las razones por las que no somos capaces de retener la felicidad, sobre todo porque aunque conozcamos las claves, nunca ponemos las soluciones. Anotado, gracias ;)

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es más que posible que lo encuentres en la sección de "Romántica", a no ser que los bibliotecari@s lo hayan leído o hayan leído sobre la novela. Al fin y al cabo se considera un clásico del siglo XX, jaja.

      Eliminar
  2. Me ha atraído tu reseña porque me gusta el análisis en profundidad de los sentimientos especialmente el amor, los celos... Leí hace años una novela que me resultó abrumadora y que destesté a final. Fue "Bella del señor" de Albert Cohen. Es el análisis de una relación amorosa en que se pretende vivir siempre en el estado de máxima pasión lo que es imposible.

    Llevo una temporada poco lectora, ahora detenida por mis vacaciones y el camino de Santiago que he hecho durante diez días. Lo retengo para próximas lecturas cuando salga de este marasmo interior de alejamiento de la lectura.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una lectura muy recomendable. Así que si te animas, a lo mejor te saca del marasmo lector. Está muy bien escrita, se nota que viene de otra época.
      Saludos!

      Eliminar
  3. No la conocía y si se tratase de una simple historia de amor seguramente la dejaría pasar pero me gusta el retrato que realiza y sobre todo la época en la que se sitúa
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí no me gustan las novelas románticas. Ésta es un estudio psicológico más que una historia de amor. Muy recomendable, también por la belleza del estilo y lenguaje. Ya nadie escribe así. ¡Qué pena!

      Eliminar
  4. Ahora estoy en una de ésas fases de absoluta apatía y malestar lector. Creo que la falta de sueño no me deja procesar más. Y ni siquiera me atraen libros que en cualquier otro momento me habría llevado sin dudar. No he leído a Maurois, y supongo que tengo que ponerle remedio a éso, así que me llevo este título, que creo que podría ser para mí cuando supere esta "crisis".
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El calor es capaz de matar todo lo que encuentre por su camino. Es como una peste, jaja. Cuando termine, anímate. Te va a gustar.
      Saludos

      Eliminar
  5. No conocía ni el libro ni al autor pero me lo llevo todo bien apuntado.

    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Uy,me has hecho recordar esta novela, que leí hace muchos muchos años, cuando estudiaba francés. Climats se titulaba. Me encantó.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una buena idea de relectura, com fue también en mi caso.
      Besos

      Eliminar
  7. Pues no lo he leído, pero tiene una pinta estupenda. Hoy creo que te robo el título
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El título se lo robé a Elvis Presley, jaja. Así que pídeselo al King.
      Besos

      Eliminar
  8. Bueno, con esta reseña tan estupenda que has hecho, y un título tan bonito y sugerente, me has seducido por completo con este libro. Además me suelen gustar las obras que tratan de reflejar la sociedad de una forma un tanto irónica.

    ¡Qué desgracia (y maravilla) que me queden aún tantos libros interesantes por leer...! ;-)

    ResponderEliminar
  9. ¡Ojalá los días tuvieran 48 horas!

    ResponderEliminar