“No book worth its salt is meant to put you to sleep, it's meant to make you jump out of your bed in your underwear and run and beat the author's brains out.” ― Bohumil Hrabal

lunes, 14 de julio de 2014

Nadando entre enemigos



El Nadador
Suma de Letras 2014

En El mito de Bourne el personaje de Matt Damon, a pesar de todos los peligros que corre, viaja a Moscú para pedir perdón a Irena Neska  por haber asesinado a sus padres, además de manera que pareciera un caso de violencia en familia. Lo hace porque no quiere que la chica pase el resto de su vida pensando que su madre mató al padre, pero sobre todo lo hace para sí mismo. Porque sabe que, incluso si logra recuperar su identidad, nunca volverá a ser el mismo si no admite su culpa delante de esta adolescente cuya vida destrozó en una habitación hotelera en París. Es su única expiación posible. Lo mismo ocurre al Nadador, uno de los protagonistas de la ópera prima de Joakim Zander. Lo conocemos en 1980, en Damasco. Es joven, norteamericano, habla árabe y trabaja para una de las organizaciones más poderosas del mundo. Algo va mal y se ve obligado a abandonar a su bebé de escasos meses. El sentimiento de culpa lo persigue y acecha  durante los siguientes 30 años dondequiera que vaya: los EE.UU, Líbano, Irak, Afganistán… Nos lo cuenta en su relato intimista dirigido a la madre del bebé, un relato lleno de recuerdos violentos y de increíble ternura al mismo tiempo.

Las palabras del Nadador (nunca llegamos a conocer su nombre) se entrelazan con una historia que ocurrió en la semana antes de la Navidad de 2013 y que comenzó en la Universidad de Upsala en Suecia.  Mahmoud Shammosh, un joven investigador a punto de terminar su tesis doctoral, recibe unos mails de un conocido a quien, sin embargo, no es capaz de identificar. Se van a encontrar en Bruselas, adonde Mahmoud viaja para participar en un congreso.   Ocurre algo terrible e inesperado, y Shammosh tiene que pedir ayuda a su exnovia, Klara Walldén, asistente de una europarlamentaria sueca.  Los dos se ven envueltos en lo que podría describirse como una nueva versión de El Fugitivo: dos personas corrientes e inocentes huyendo de los tentáculos omnipresentes de una organización de cuyo nombre no quiero acordarme. Su única tabla salvavidas y manera de exonerarse es huir intentando al mismo tiempo descubrir la verdad. Entre nieve y temperaturas bajo cero, viajamos con ellos en tren desde Bruselas a París , en autocar de Eurolines a Amsterdam, en un jet privado de vuelta a Estocolmo y, de allí, en lanchas, sorteando las olas heladas y enfurecidas del Báltico, hacia un islote pequeño. Pasamos mucho frío, hambre, miedo, nos cortamos y teñimos el pelo, conocemos a una hacker quinceañera, nos disparan, nos meamos encima, tenemos que pegar a una mujer, mentir. No podemos fiarnos de nadie. Con cada capítulo la acción acelera. En las últimas 100 páginas el tempo es tan vertiginoso que nos quita el aliento, nos mordemos las uñas y nos resulta imposible dejar la novela ni un solo momento.

No obstante, la trama trepidante no es el único punto fuerte de la novela de J. Zander. El autor ha construido sus personajes de manera  impecable. Todos parecen reales, tienen sus debilidades, secretos, problemas, cualquiera podría ser un familiar o amigo nuestro. Lo que más me sorprendió a mí, ha sido, sin embargo, el estilo – elegante, reflexivo, incluso describiendo situaciones de lo más sórdidas:

Y yo, yo no quería nada más que sentir la adrenalina de cuando me acercara a Beirut en un Black Hawk de vuelo bajo. Nada más que despertarme cada mañana con la violencia, los disparos, las explosiones, en lugar de continuar el interminable trayecto hacia el vacío, sumirme más y más en el arrepentimiento. Lo único que estaba deseando era que llegara mi momento, esperar la información que abre la ventana, la pequeña grieta en el tiempo. Dólar tras dólar. Amenaza tras amenaza. Halago tras halago, promesa tras promesa, copa tras infinitas copas. La matrícula del coche, dónde está aparcado por las noches, cuándo es la próxima vez que hay que cogerlo, quién lo hará, adónde irá. Y luego cálculos y aproximaciones. Minimización de riesgos y evaluación de fuerza explosiva. El trabajo paciente y asiduo que conduce al bomba por bomba. Al ojo por ojo. Un intercambio de peones sin sentido.(p. 107)

Además de un thriller no apto para lectores con problemas cardíacos, El Nadador es también un libro de su tiempo que trata de los problemas de la actualidad. La novela refleja la experiencia del autor como jurista en diferentes instituciones europeas y nos acerca al mundillo de los lobbies, habla del descaro de los eurodiputados que fichan los viernes por la mañana para cobrar dietas  aunque en vez de participar en los trabajos del PE se van directamente al aeropuerto a coger el avión de vuelta a su país. El Nadador, como el personaje de George Clooney en Syriana, muchas veces reflexiona sobre la finalidad y el sentido de su trabajo, sobre todo en lo referente a las causas de la llamada guerra contra el terrorismo:

¿Qué les pasa a estas montañas? Envío informes a mis superiores sobre los muyahedines, les cuento lo indomables que son, la tenacidad que los caracteriza. Pero también que son imposibles de coordinar y controlar. Un día estaremos cara a cara con lo que nosotros mismos hemos creado. Las capas se van pelando una tras otra. El fanatismo no se percibe en Washington. Las religiones no son un factor en el crisol. Hasta el día que lo son. Tras la ideología viene la religión. Los que eran nuestros amigos acabarán siendo nuestros enemigos.

La novela constituye el material idóneo para un guión cinematográfico. La mayoría de las escenas son “panorámicas” como lo son las vistas de Bruselas desde las oficinas del Parlamento Europeo, el Báltico en pleno invierno, las montañas de Afganistán o una mujer huyendo de sus perseguidores en trajes negros entre multitudes en una estación del ferrocarril. Es más que probable que El Nadador siga el camino de la ya mencionada Saga de Bourne de Robert Ludlum. En tal caso, esperemos que la película sea capaz de absorber a sus espectadores igual que la novela atrapa y cautiva a sus lectores.

ADVERTENCIA: Es una novela de contenido altamente adictivo y puede causar pérdida temporal de contacto con la realidad. Por consiguiente,  en caso de leer El Nadador en la playa, se recomienda hacerlo en un lugar sombreado e hidratarse bien. Las gotas de agua que el lector puede sentir caer por su cuerpo NO SON copos de nieve.



************
Quiero agradecer a la editorial Suma de Letras haberme proporcionado un ejemplar de la novela cuya lectura forma parte del proyecto Lectura Conjunta de El Nadador
 

26 comentarios:

  1. Bueno, bueno, me has dejado con la miel en los labios... No conocía ni el libro ni el autor pero queda apuntado para cuando esté necesitada de adrenalina
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me alegra ver que te ha gustado tanto, había visto opiniones muy desiguales, sobre todo por su final, y tengo ganas de leerlo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El final es muy de un thriller. Me imagino que a algunos sabiondos de informática les puede parecer exagerada la magia-potagia de una hacker. Pero incluso yo me reí de lo que hacía Lisbeth Salander. Ojo, a lo mejor hoy en día es ya posible, no lo sé. Si te gusta este tipo de literatura, seguramente lo disfrutarás.
      Besos

      Eliminar
  3. Muchas gracias por participar en la lectura conjunta y por tu magnífica reseña.
    Coincido contigo, a mí también me ha gustado mucho. Me ha parecido muy adictiva y la he devorado en tres ratos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer ha sido mío. Espero poder repetir pronto, sobre todo con otra novela tan buena.
      Besos

      Eliminar
  4. Me alegra que la hayas disfrutado, a mí también me ha gustado mucho y coincido en general con tus impresiones
    Besos y gracias por participar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que es una novela que va a gustar a todo el mundo, incluidos los que normalmente no leen las novelas de suspense. Además estamos en verano y hay que desconectar un poco. Espero que podamos repetir la experiencia pronto.
      Besos

      Eliminar
  5. Ha sido una delicia de lectura conjunta.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo digo! A ver si podemos repetir pronto.
      Besos

      Eliminar
  6. Vaya pedazo de reseña, enhorabuena. Reconozco que a mí no me ha entusiasmado tanto, he echado de menos un marco histórico algo más sólido y los personajes no me han parecido tan redondos pero coincido contigo en la calidad de la prosa (especialmente los capítulos en primera persona) y el buen ritmo de la novela.
    Encantada de conocer tu blog.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mara JSS. "El Nadador" ha sido mucho más de lo que me esperaba, sobre todo por su estilo. Gracias por pasarte.
      Besos

      Eliminar
  7. No conocía el libro pero tras leer tu reseña me va a parecer imposible no leerlo. Queda apuntado en la lista de pendientes ^^

    Bss :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te arrepentirás! Además, es una novela que va a dar mucho que hablar.
      Besos

      Eliminar
  8. No sé si me atrae, parece que es el libro de lectura de algún círculo literario en que haceís debates. Es tan alejado de lo que estoy leyendo ahora -y que deseo acabar de una vez- que me cuesta imaginar una historia que más parece un bestseller espectacular susceptible de guión cinematográfico. No obstante, tomo nota y miraré de saber algo más de él. Tu reseña es sugerente y propone una lectura adrenalínica y no intelectual como la que tengo ahora en mis manos desesperadas por terminar. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
    2. Es una novela para desconectar. Cuando sientas que tu cerebro necesita descansar, te la recomiendo. Yo no soy muy fan del género y no pensaba que me gustaría tanto, así que a lo mejor es cuestión de novedad. No sé, pero lo disfruté mucho. Otra cosa que está realmente bien escrito (y traducido).
      Un abrazo

      Eliminar
  9. Si, je, je, a mi me pasa un poco, como a Joselu, aunque no por los mismo motivos, el busca algo más intelectual, y yo, aunque el libro pinta muy bien dentro de su genero (es un puntazo que te lo hayan regalado, por cierto) me apetece leer algo de aventuras pero quizás de otra época, no tan actual, lobbies, agencias de seguridad, no se, no me apetece mucho eso ahora. El otro día vi que tenía en casa Baudolino de Umberto Eco, no se si intentarlo. Eco siempre me ha parecido muy interesante pero demasiado pedante, con demasiadas ganas de impresionar, muy erudito. Lo has leído, creo que es de lo más asequible que tiene, pero no lo se.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Baudolino" no he leído aunque parece que tenemos incluso dos ejemplares, jaja. Pero sí se ha leído aquí por casa y dicen que no es muy erudito. "El nombre de Rosa" me encantó, también unos ensayos que no sé si se han traducido al castellano (aunque sería raro que no) que llevaban en el título una caja de cerrillas, jaja. Muy divertido.
      Yo estoy ahora en la racha de la lectura veraniega y tengo otras dos reseñas por el estilo por publicar. A lo mejor te gustan.
      saludos

      Eliminar
    2. Si el nombre de la rosa es otra opción, no lo he leido, y siempre he tenido ganas, o Memorial en el convento de Saramago. Lo pensaré.

      Eliminar
  10. Tenía más bien pocas referencias de este libro, pero como mínimo el argumento me ha parecido "curioso". Y tu reseña ha sido estupenda :-): procuraré tener en cuenta tu advertencia ;-).

    ResponderEliminar
  11. Mucho estoy oyendo hablar de este libro pero no tenía ni idea de su alto grado de adicción. Lo tendré en cuenta para cuando busque una lectura de ese tipo, muy adecuada para el verano. Aunque tomaré buena nota de tu advertencia, y la leeré a buen resguardo del sol que soy de quemarse con facilidad.

    ResponderEliminar
  12. Estimado blogger,

    Soy Natalia, Responsable de Comunicación de Paperblog. Tras haberlo descubierto, me pongo en contacto contigo para invitarte a conocer el proyecto Paperblog, http://es.paperblog.com, un nuevo servicio de periodismo ciudadano. Paperblog es una plataforma digital que, a modo de revista de blogs, da a conocer los mejores artículos de los blogs inscritos.

    Si el concepto te interesa sólo tienes que proponer tu blog para participar. Los artículos estarían acompañados de tu nombre/seudónimo y ficha de perfil, además de varios vínculos hacia el blog original, al principio y al final de cada uno. Los más interesantes podrán ser seleccionados por el equipo para aparecer en Portada y tú podrás ser seleccionado como Autor del día.

    Espero que te motive el proyecto que iniciamos con tanta ilusión en enero de 2010. Échale un ojo y no dudes en escribirme para conocer más detalles.

    Recibe un cordial y afectuoso saludo,
    Natalia

    ResponderEliminar
  13. Tengo muchas ganas de leer este libro, no dejo de leer buenas opiniones! Un beso!

    ResponderEliminar
  14. Había visto también comentarios dispares, pero aun así lo tenía anotado para leer. Lo que pasa es que me he leído unos cuantos seguidos de este tipo, de desconectar, con resultado desigual y prefiero un cambio de tipo de libros, pero dejo este a buen recaudo. Volveré por él ;)

    Besos

    ResponderEliminar