“No book worth its salt is meant to put you to sleep, it's meant to make you jump out of your bed in your underwear and run and beat the author's brains out.” ― Bohumil Hrabal

viernes, 4 de julio de 2014

Las aguas del Támesis bajan revueltas




Rivers of London 
(Ríos de Londres)
Minotauro 2012



Siempre he querido ser bruja. Creo que tiene que ser absolutamente fantástico poder atender todos los asuntos cotidianos y resolver todos los problemas, por muy complicados que parezcan, con un movimiento de la varita mágica. Por eso, entre otras cosas, soy fan incondicional de Harry Potter. También por eso me pareció muy apetecible la lectura de la primera novela de la serie escrita por Ben Aaronovitch cuyo protagonista es, nada más nada menos, un bobby londinense con poderes mágicos.

            Conocemos a Peter Grant cuando, al finalizar su entrenamiento como policía, teme que no quieran aceptarlo en el Departamento Criminal y que tenga que pasar el resto de su vida “picando” – actualizando la base de datos de la Metropolitan Police londinense. En víspera de la entrevista en la que se va a decidir su suerte, Peter está asignado a vigilar el lugar de un asesinato…

            Hasta este momento “Rivers of London” parece una novela policíaca más. Eso sí- para variar está escrita en primera persona con Peter como el narrador y desde el primer momento rezuma el fantástico humor británico:

Martin, noting the good-quality coat and shoes, had just pegged the body as a drunk when he noticed that it was in fact missing its head.

De repente, se le acerca un hombre quien asegura haber sido testigo del crimen. Y… resulta ser un fantasma. El poco común talento de Peter de codearse con los seres sobrenaturales atrae la atención del  inspector  Nightingale, el último mago en la Met. La capacidad de Peter de percibir vestigium- el olor que dejan las actividades mágicas- hace posible que se convierta en aprendiz de mago. Se muda a the Folly, una casa misteriosa cerca de Russel Square, y en vez de “picar”, investiga crímenes en los que se utilizó magia.



La novela es entretenida, sobre todo gracias al gran sentido de humor del autor quien pone en la boca de Peter unas observaciones y reflexiones hilarantes, como este consejo sobre cómo tratar con la policía:

She had the startled-rabbit look that civilians get after five minutes of helping the police with their inquiries. If they stay calm for too long, it’s a sign that they’re professional villains or foreign or just plain stupid. All of which can get you locked up if you’re not careful. If you find yourself talking to the police, my advice is to stay calm but look guilty; it’s your safest bet. 

Y éste es el fuerte principal de la novela ya que la trama policial resulta bastante tediosa. Creo que la culpa la tiene el hecho de que desconozcamos las reglas que rigen la Londres mágica de Aaronovitch. Para decir la verdad, a veces tenía la impresión de que ni siquiera las conocía el propio autor...  El mundo de la novela está poblado por una plétora de personajes sobrenaturales- nimfas, vampiros, espíritus. Además de resolver unos asesinatos en serie, Peter tiene que encontrar la solución al conflicto entre la Diosa y el Dios del Támesis. Le ayudan los hijos de éstos- los ríos de Londres- afluentes del Támesis- en el mundo real,  en su mayoría, canalizados e invisibles. De esta manera conocemos muchos episodios de la historia de la ciudad, cosa muy interesante en sí. No hace falta subrayar que Londres es uno de los protagonistas del libro. “Rivers of London” es una urban fantasy topográfica en toda regla. Los amantes de la capital británica seguramente estarán encantados moviéndose por sus calles y barrios, leyendo:

The north end of the London Borough of Camden is dominated by two hills, Hampstead on the west, Highgate on the east, with the Heath, one of the largest parks in London, slung between them like a green saddle. From these heights the land slopes down towards the River Thames and the floodplains that lurk below the built-in centre of London.

El retrato de la ciudad está pintado con trazos muy realistas. Londres se nos presenta como un lugar fascinante, cosmopolita, un verdadero crisol de razas. La madre de Peter viene de Sierra Leona, la Diosa de Támesis de Nigeria, dr Abdul Haqq Walid, el patólogo, a pesar de su apellido que sugiere raíces paquistaníes, es un escocés pelirrojo… Todos los personajes están construidos de manera que suscita el interés y cariño del lector, aunque muchas veces  éste no llegue a comprender los mecanismos mentales y físicos detrás de sus actos.

“Rivers of London” me ha gustado pero no me ha enamorado. Seguramente no lo suficiente como para leer las siguientes partes de la serie. No hay varitas mágicas, desafortunadamente. Tendré que subirme a mi escoba y volar hacia Hogwarth para poder sentir el verdadero poder de la magia. No obstante, recomiendo la novela de Aaronovitch a todos los amantes de Londres y del humor británico. Os dejo otra muestra:
...we know his teacher wasn't from some foreign tradition - this is a home-grown black magician.
 'You can't call them black magician,' I said.
   'You realize that we're using "black" in its metaphorical sense here,' said Nightingale.
   'It doesn't matter,' I said. 'Words change what they mean, don't they? Some people would call me a black magician.'
   'You're not a magician,' he said. 'You're barely even an apprentice.'
   'You're changing the subject,' I said.
   'What should we call them?' he asked patiently.
   'Ethnically challenged magical practitioners,' I said.





10 comentarios:

  1. Yo por si acaso me lo apunto para el reto: me gusta el humor inglés y Londres, así que igual me animo con él.

    :)

    ResponderEliminar
  2. Y haces bien. Te vas a reír mucho. Besos!

    ResponderEliminar
  3. Me llamaba mucho el título, pero veo que no es lo que esperaba. Tampoco sabía que fuera saga :/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, es saga y en otoño va a salir la quinta parte. Dicen que mejora con cada entrega.

      6 de julio de 2014, 1:47

      Eliminar
  4. Oye pues no los conocía pero parecen la mar de divertidos
    Echaré un ojo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy divertido. Si te gusta este tipo de humor, seguramente lo difrutarás.

      Eliminar
  5. Has leído algo de Therry Pratchet, yo no es que haya leído mucho pero sus historias del Mundodisco son como mínimo divertidas. Yo creo que he leido un par, pero es la típica saga a la que siempre pienso que tengo que volver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pratchet es un apellido que veo por todas partes pero no he leído nada. Le voy a echar un ojo. Gracias por la recomendación.

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Lo tengo apuntado desde hace tiempo. Creo que lo comparaban con Harry Potter y no lo puedo evitar, yo también soy una gran fan.
    Tiene buena pinta, a pesar de sus puntos más flojos.

    Un beso!!

    ResponderEliminar