“No book worth its salt is meant to put you to sleep, it's meant to make you jump out of your bed in your underwear and run and beat the author's brains out.” ― Bohumil Hrabal

sábado, 24 de mayo de 2014

Libertas perfundet omnia luce



Amsterdam- the history of the world´s most liberal city

Doubleday, 2013


Russell Shorto es un escritor e historiador norteamericano, autor de la novela “Los huesos de Descartes” (Planeta 2011) y la historia de la isla de Manhattan -“Manhattan. La historia secreta de Nueva York” (Planeta 2013). El año pasado publicó “Amsterdam. The history of the world´s most liberal city”. Cuando me enteré de su existencia por los numerosos news letters de varias librerías on-line a las que estoy suscrita, sentí que leerlo era para mí una necesidad vital. Y como me separaba del libro tan sólo un click, no me pude resistir… La verdad es que me fascina el hecho de poder conseguir libros de esta manera, en cuestión de segundos y a pesar de los miles de kilómetros que me separan de la librería…


Ad rem, desde que leí la fascinante historia de Wroclaw -“Microcosm: A Portrait of a Central European Cityde Norman Davies y Roger Moorhouse , soy fan de las biografías urbanas. “Jerusalén” de Simon S. Montefiore, “Lisbon. War in the Shadows of the City of Light. 1939-45” de Neill Lochery, “Berlin” de Rory Maclean y, sobre todo, el espectacular  Bukareszt” de Malgorzata Rejmer demuestran que los hechos históricos se pueden contar sin que el lector se sienta abrumado por la cantidad de acontecimientos, fechas y personajes.

 

 

 

 

            Amsterdam” se lee con gran interés y de una sentada (si tiempo permite) gracias al conocido truco periodístico que emplea el autor- el libro nos presenta la historia de la ciudad holandesa más importante a través de las historias individuales de sus habitantes.  La construcción del primer canal, la creación de la VOC- la Compañía Neerlandesa de las Indias Orientales, la primera bolsa del mundo, Spinoza, Rembrandt, Maltatuli, Anna Frank, Ayaan Hirsi Ali y muchos más personajes son descritos con un estilo novelístico que nos traslada en tiempo a su lado para ver y experimentar lo mismo que ellos. Todas estas historias se unen, como los canales de la ciudad en forma de una telaraña primorosa, para demostrar que Amsterdam merece el título de la ciudad más liberal del mundo. Porque fue en la capital de Holanda donde se apostó por la libertad individual en los tiempos cuando ésta no se consideraba una virtud. Su ejemplo impulsó a otros y sigue alimentando su mito atrayendo a los que se sienten oprimidos en su lugar de origen y, al mismo tiempo, a millones de turistas al año. Por otro lado, Shorto, con gran maestría, nos  muestra los rasgos específicos de la cultura del Reino de los Países Bajos a través del prisma de su capital. Sus reflexiones  sobre lo que significa la libertad y sus diversos aspectos, nos llevan a la conclusión que Amsterdam es una ciudad atípica, una isla en el mar de la corrección burguesa del resto de país. Podemos entender las razones detrás de la reserva de los holandeses, qué valores profesan, por qué son tan bien organizados y, sobre todo, cómo fue posible que en esta nación-símbolo de la tolerancia -surgió en la última década un partido político abiertamente xenófobo. 



            Russell Shorto sabe trabar amistad con su lector. Ya después de las primeras páginas me parecía que el autor estaba sentado delante de mí, bebiendo una Hoegaarden con un trozo de limón, mientras intercambiábamos nuestras observaciones acerca de la ciudad. Además, tenía la impresión de que me iba a revelar increíbles secretos sobre Amsterdam. Es capaz de crear un ambiente tan íntimo, que la urbe se antropomorfiza, haciendo que la lectura de su libro sea puro placer y despierte la curiosidad de los que todavía no conocen esta bella y fascinante ciudad.  Esperemos que su traducción al castellano aparezca pronto. Y una cosa más: gracias a "Amsterdam" leí también "Mil otoños" de David Mitchell, que me gustaría recomendar como una novela inolvidable, de las mejores que he leído jamás.

 








8 comentarios:

  1. Je, je, pero me parece que para disfrutar con ganas una novela así se tiene que conocer la misma, quererla, tener una expectación previa. Aunque bueno, una buena historia lo es por si misma y debe crear el interés en si misma. De hecho esto es lo mismo que yo leyendo la biografía de un escritor del que apenas se nada ni he leído casi nada. Aun no he empezado por eso. Corroboro lo Mil Otoños. Aunque como ya te conté en su día de este mismo autor me gusto diría que más "Escritos fantasmas" y "El atlas de las nubes". Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que con un poco de curiosidad basta. No es necesario haber visitado la ciudad para disfrutar del libro- no es topográfico. Lo recomiendo a todos a los que les interesa comprender cómo funcionan otras culturas, sobre todo si éstas son exitosas tanto económica como socialmente.

      Eliminar
  2. Al menos Mil Otoños lo tengo (alivio), y un libro que en principio no me hubiera parado a considerar has conseguido que lo vaya a tener en cuenta, por la cercania del autor que describes y porque los espacios de libertad a veces parecen utópicos, qué paradoja ...

    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "Mil otoños" es una novela sorprendente, muy compleja como la cultura japonesa de la que trata en gran parte. Yo la disfruté muchísimo. Y "Amsterdam" espero que se publique pronto en España (hasta ahora se han publicado todas las obras de Shorto así que esperemos que así sea). No vendría mal a Madrid o Barcelona una biografía. Sería más que interesante.

      Eliminar
  3. La verdad es que no conocía este libro pero tampoco me llama demasiado aunque después de leer que parecía que tenías al autor charlando contigo e intercambiando ideas puede que le dé una oportunidad ^^

    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que pronto se publique en España porque es de verdad muy interesante y muy bien escrito.

      Eliminar
  4. Qué interesante tu propuesta, la verdad es que nunca me había parado a pensar en que las "biografías urbanas" forman una especie de género histórico. Porque entiendo que estamos ante una obra histórica, no una novela ¿no?

    Me quedo con tu sugerencia de Bukareszt de Malgorzata Rejmer que no sé si está traducida. Esta la apunto también porque no conozco Amsterdam :( y ya tardo...

    ResponderEliminar
  5. Es un libro de historia aunque no un manual. Además se lee como una novela, jeje. "Bukareszt" no está traducido al castellano. Salió hace un año y va recogiendo galardones, así que a lo mejor...

    ResponderEliminar