“No book worth its salt is meant to put you to sleep, it's meant to make you jump out of your bed in your underwear and run and beat the author's brains out.” ― Bohumil Hrabal

martes, 25 de marzo de 2014

La gente feliz ¿lee y toma café?

La gente feliz lee y toma café
Agnès Martin-Lugand
Alfaguara 2014


Después de la muy triste, conmovedora y hasta desgarradora lectura de este fin de semana- "Burial Rites" de Hannah Kent- decidí leer algo positivo y optimista. Leo libros y tomo café, así que me decanté por una novela que, además, afirma que lo hace la gente feliz. ¿Qué podría ser más positivo y optimista ? PUESSS....
Es la primera vez que reseño un libro después de leer tan sólo 69 de sus 200 páginas. Y creo que leí mucho, demasiado...
La protagonista, Diane, se ve incapaz de superar la muerte de su marido e hija en un accidente de coche. Lleva un año encerrada en casa, apenas come, no ha cambiado las sábanas en todo este tiempo para preservar el olor a su marido, duerme abrazada al osito de su hija. Suena muy duro pero cuando lo lees, parece como un juego. Y más así porque justamente un año después del accidente, como consecuencia de la pelea diaria con su socio y amigo Félix, Diane decide cambiar su vida e irse a un pueblo en Irlanda. En este momento pasamos de la guía de viajes de París, que es donde vive la pobre mujer, a la de Irlanda. ¿Le habrán pagado a la autora por la promoción del pueblo de Mulranny?- es que yo soy cada vez más propensa a creerme este tipo de complots. Será la edad. Pero volviendo a la novela- allí, entre las colinas verdes que bajan hasta la playa y sobre la cuales pastan unas ovejitas sonrientes, conoce a un tal Edward, sobrino de sus caseros. Al principio se odian, vamos, Edward parece tan maleducado que resulta difícil creerlo. Lo que pasa más tarde sólo lo puedo sospechar ya que en el momento en que llegué a la página 69, decidí abandonar esta obra maestra de literatura-basura.
Es una novela debilucha, poco interesante y, lo peor, me temo, del montón. La construcción psicológica de los protagonistas me recordó "La Tabla Esmeralda" de Carla Montero- Diane es una mujer inmadura e histérica a quien, además, tocó una gran desgracia. Su mejor amigo y socio Félix es, como no, un homosexual muy marchoso y promiscuo. Debo admitir que no me gusta esta manera, por no decir manía, de estereotipar a un colectivo que tanto ha sufrido la intolerancia. El tema principal de la novela que, quiero creer, es la superación personal después de una gran tragedia, seguramente se puede tratar de varias maneras. No todo el mundo tiene el talento del dúo Kieslowski/Piesiewicz para escribir una historia tan asombrosa, desgarradora y, al mismo tiempo, realista como su guión para ""Tres colores. Azul". No obstante, la novela de  Agnès Martin-Lugand simplemete desespera. Soy feliz, leo y tomo café. No necesito este tipo de libros.

11 comentarios:

  1. Je, je, yo lo de que leo y tomo cafe, lo tengo claro. Lo de que soy feliz, si me lo ven escrito algunos compañeros de trabajo con los que comparto cada día mis batallitas de hombre de 40 años en crisis, me cuelgan del pino más alto que encuentren. La felicidad no creo que sea un estado permanente por lo menos en mi caso. Tendré mis ratitos como todo el mundo. Curioso lo de reseñar un libro dejado a medias, está bien, para recomendar la no lectura, esta claro. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hay que por lo menos intentar ser feliz. Sólo se vive una vez. ¡Ánimo!

    ResponderEliminar
  3. Pues si el libro no te convencía has hecho muy bien en dejarlo. Yo soy de las que, si un libro no consigue engancharme, ahí se queda, lo abandono, sin ninugún tipo de sentimienrto de culpa, jeje.
    Ya veo que no te ha gustado. Porcierto, he intentado hacerme seguidora tuya y no he podido
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también he intentado hacerme seguidora en algunos blogs y tampoco he podido. Me parece que el Sr Google se nos está poniendo viejo y gordo...
      Y en cuanto al libro, hacía mucho que no me pasaba algo así. Será la edad, jeje.

      Eliminar
  4. Ja doczytałam, ale nieźle się przy tym zmęczyłam. Książka jest dramatycznie słaba, bohaterowie bez wyrazu, fabuła nudna i do bólu przewidywalna. Nie rozumiem jej popularności. Przepraszam, że nie piszę po hiszpańsku, ale zdecydowanie więcej rozumiem niż potrafię powiedzieć/napisać.

    Pozdrawiam

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tragiczny gniot z dobrym marketingiem. Czekam na Twoja recenzje.

      Eliminar
    2. Miałam pisać w zeszłą sobotę, ale nie mogę się zmobilizować, taka marna to książka :/

      Eliminar
    3. Marne ksiazki rzeczywiscie odbieraja ochote do pisania, haha.

      Eliminar
  5. Siempre me llamó la atención el título de este libro, y sino fuera porque he leído ya un par de reseñas como la tuya, me atrevería a cogerlo porque me parece que evoca una historia pequeña pero intensas. Todos parecen mencionar la falta de profundidad psicológica de los personajes y lo poco interesante que es, así que lo voy a dejar pasar.

    Yo también dejo los libros a medias si no me gustan. Hay demasiados por ahí que merecen la pena y no hay suficiente tiempo para leerlos todos.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay muchos más que merecen la pena. "La gente feliz" es muy previsible y por eso muy aburrida.

      Eliminar
  6. pues me cuidaré de toparme con él.
    ¡Gracias!

    ResponderEliminar